Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter

Desarticulada una red europea con ramificaciones en España que comercializaba pescado ilegal en Rumanía

IP - 16 de mayo de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

En una operación coordinada por Eurojust (Unidad de Cooperación Judicial de la UE), las autoridades de Rumania, España, Francia, Italia, Hungría y Portugal han desactivado una red organizada involucrada en la pesca ilegal en aguas contaminadas, evasión de impuestos y lavado de dinero. El pescado contaminado se almacenaba y transportaba a varios países de la UE en condiciones inadecuadas e insalubres, para posteriormente ser vendido a compañías rumanas. Durante el operativo se realizaron 250 inspecciones, se detuvieron a 13 personas en total, se incautaron 11 barcos y 30 toneladas de pescado contaminado. 850 miembros de los cuerpos de seguridad de los países implicados participaron en el operativo.

Los miembros de este grupo delictivo son ex pescadores. Desarrollaron un “mecanismo sofisticado” para la pesca furtiva y la compra de pescado en aguas territoriales contaminadas en Italia, España y Francia, donde está prohibida la pesca, ya que el pescado en esas áreas no es apto para el consumo. El pescado contaminado se vendió a compañías rumanas, que se crearon especialmente como compañías de comercialización de peces "fantasmas" para dar salida en el mercado a estos productos.

A través de esas empresas, los miembros del grupo obtuvieron permisos de pesca y códigos de IVA para los intercambios, pero no adquirieron las autorizaciones sanitarias obligatorias para el comercio intracomunitario de productos de origen animal. Utilizaron facturas falsas y otros documentos falsificados para revender el pescado en España, Francia, Italia, Hungría, Portugal y Rumania, obteniendo importantes ganancias ilícitas, incluso evadiendo impuestos y lavando dinero. Este grupo no tenía una estructura piramidal, pero actuó en varios niveles en los que se formaron distintas células, en función de cada actividad específica (caza furtiva de peces, transporte de mercancías, comercio, etc.).

La investigación se inició en 2018 en Rumanía, con procesos paralelos en Lleida, Venecia (Italia) y Tarascon, Francia.

ip en Twitter