Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter
Informe de la Cámara de los Lores

El Parlamento británico cree que los pescadores no han hecho “intentos serios” por cumplir la prohibición de descartes

IP - 12 de febrero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La Cámara de los Lores, cámara alta británica que en la práctica trabaja como un órgano asesor, ha hecho público un informe en el que señala que Reino Unido no está preparado para afrontar la normativa de la obligación de desembarque y denuncia que los pescadores británicos no han hecho “intento serios” por cumplir la prohibición de los descartes.

La institución, en cuyo informe realiza un recorrido por la historia de la instauración de esta norma, señala que desde 2013 y a pesar “del largo tiempo de espera”, cuando el comité de energía y medio ambiente examinó la cuestión en noviembre y diciembre de 2018 “encontraron pocas pruebas de que se cumpliera con la obligación de desembarque y hay una opinión casi unánime de que el Reino Unido no estaba listo para su plena implementación”, que comenzó el 1 de enero de este año.

“Sin poder descartar peces, los pescadores pueden alcanzar sus cuotas mucho antes, especialmente en ‘pesquerías mixtas’ donde será difícil evitar la captura de una especie para la cual puede haber una cuota muy baja”, reflexiona el comité sobre las conocidas como especies de estrangulamiento. El comité “escuchó que los pescadores podrían alcanzar su cuota para algunas especies en algunas áreas a las pocas semanas de la entrada en vigor de la obligación de desembarque, lo que los obligaría a elegir entre no pescar durante el resto del año y violar la ley al seguir pescando para otras especies y descartar cualquier stock capturado por encima de la cuota”.

Lord Krebs, miembro del Comité, señala que “aunque la obligación de desembarque se ha aplicado a varias poblaciones de peces del Reino Unido desde 2015, no escuchamos ninguna evidencia de que los pescadores lo hayan estado cumpliendo o de que se hayan hecho intentos serios para hacerla cumplir”.

Los Lores señalan que asegurar el cumplimiento de la nueva normativa “requiere la capacidad de monitorear a los pescadores en el mar” para observar si se produce algún descarte “y la única forma efectiva de hacerlo es mediante la instalación de cámaras y otros dispositivos de monitoreo en los buques”. En este punto el comité reflexiona que “pocos barcos en el Reino Unido actualmente tienen este sistema instalado y el gobierno del Reino Unido no lo ordenará a menos que otros países de la UE hagan lo mismo, por temor a poner a los pescadores del Reino Unido en desventaja”. El Comité concluyó que el Reino Unido está “en una posición donde las únicas herramientas que tiene para monitorear el cumplimiento probablemente sean, en gran medida, ineficaces”.

Krebs reconoce además que “la obligación de desembarque requiere cambios significativos en las prácticas de pesca y en la forma en que se supervisa el cumplimiento”. Sin embargo, “estas normas se acordaron en 2013 y se podrían haber tomado medidas hace años para cambiar la forma en que se gestionan y distribuyen las cuotas de pesca, para mejorar la adopción de tecnología que puede ayudar a los pescadores a ser más selectivos en lo que capturan y llegar a un acuerdo con otros Estados Miembros sobre el uso de cámaras para monitorear el cumplimiento”. En cambio, “estamos entrando en 2019 con el escenario más probable de que los descartes continuarán, dejando las preocupaciones ambientales que llevaron a la introducción de las nuevas reglas sin abordar”.

ip en Twitter