Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter

La ITF califica de “inquietante” el levantamiento de la tarjeta amarilla a Tailandia

IP - 10 de enero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF, por sus siglas en inglés) emitió ayer un comunicado en el que califica de “inquietante” la decisión de la Comisión Europea de levantar la tarjeta amarilla a Tailandia. El sindicato considera que la acción es “preocupante” debido a los “importantes desafíos que aún enfrentan los pescadores que trabajar en la industria pesquera tailandesa”.

La ITF considera que “aunque la pesca ilegal se ha vuelto más difícil”, no se han detenido por completo “las violaciones de los derechos de los pescadores y la aplicación efectiva de las políticas de abuso laboral siguen siendo un problema”. "Si bien el gobierno tailandés ha hecho algunos intentos positivos de reforma con respecto a la regulación de la pesca ilegal, la implementación y el cumplimiento efectivo de estas regulaciones sigue siendo débil", explica Johnny Hansen, presidente de la Sección de Pesca de la ITF.

El representante del sector en el sindicato internacional señala que los pescadores “aún se enfrentan a muchos problemas, como bajos salarios, retención de documentos, falta de disposiciones efectivas de salud y seguridad a bordo, altos costos de documentos de identidad, servidumbre por deudas y malas condiciones de trabajo".

Si bien la reforma laboral no es un área expresa del mandato de la tarjeta amarilla, señala la ITF, a la Red de Derechos de los Pescadores (FRN) le preocupa que al levantar la tarjeta amarilla se envíe “un mensaje equivocado a la comunidad internacional” sobre la industria pesquera en Tailandia y “se dé la ilusión de que las violaciones de los derechos de los pescadores ya no ocurren”. Los pescadores migrantes en Tailandia, la mayoría de la fuerza laboral, informan regularmente a la FRN que la pesca ilegal todavía se practica y que el tráfico de mano de obra, la servidumbre por deudas y el abuso laboral prevalecen en la industria. “Cuando los pescadores intentan defender sus derechos, o denuncian casos de pesca ilegal o no declarada y no denunciada, o abuso laboral, son intimidados o despedidos y sus quejas son rechazadas o enterradas por propietarios o funcionarios corruptos”, asegura el sindicato.

"La ley laboral tailandesa aún prohíbe a los trabajadores migrantes organizarse legalmente, negando efectivamente a los pescadores migrantes la oportunidad de ejercer su derecho a la libertad de asociación y negociación colectiva, y de denunciar las violaciones", señala Hansen.

La ITF advierte además que “los datos gubernamentales en los que se basa la Comisión Europea están en contradicción con los datos de FRN", así como con los informes recientes de varias organizaciones clave de derechos humanos y de la sociedad civil "que destacan los problemas que enfrentan los pescadores en la industria”.

"El trabajo forzoso y otros abusos contra los derechos están muy extendidos en las flotas pesqueras de Tailandia a pesar de los compromisos del gobierno para realizar reformas integrales", recogió Human Rights Watch en un informe en enero de 2018.

ip en Twitter