Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Investigación

La pesca y el cambio climático, más depredadores que las focas

Ip - 11 de enero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

En el Mar Báltico, el crecimiento exponencial de las focas grises desde la década de 1980 ha suscitado preocupaciones en la industria pesquera, especialmente con relación al impacto que pueden tener en las poblaciones de peces más importantes de la región. Sin embargo, los impactos provocados por el hombre, como el cambio climático y la eutrofización, el crecimiento excesivo de plantas y algas debido al exceso de nutrientes en el agua, también han afectado al Mar Báltico. Según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Océanos y Pesca de la UBC, la Universidad de Estocolmo y la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, la mortalidad por pesca y los factores ambientales afectan a la biomasa de peces en la región más que la depredación de focas.

"Nuestro estudio demuestra que el Mar Báltico está muy afectado por los cambios ambientales y al mismo tiempo es muy sensible a los cambios antropogénicos", explica el dr. David Costalago, autor principal del estudio y ex investigador postdoctoral en el Departamento de Ecología, Medio Ambiente y Plantas de la Universidad de Estocolmo y en la actualidad investigador del Instituto de Océanos y Pesca de la UBC.

Los investigadores analizaron cómo se espera que la depredación de las focas grises afecte a las poblaciones de peces de bacalao báltico, arenque báltico y espadín báltico hasta 2098, las más importantes económicamente para el Mar Báltico. Las condiciones consideradas incluyeron factores como el número de focas, el clima, la carga de nutrientes y cómo la pesquería de arrastre de bacalao podría afectar a las poblaciones de peces. 

Los investigadores descubrieron que la abundancia de focas generalmente no tenía efectos importantes en la biomasa de los peces adultos. Se encontró que el consumo de focas grises en un tamaño de población de 30 000 individuos afecta la biomasa de peces menos que el cambio climático, la carga de nutrientes y la pesca. En contraste, la pesca de arrastre de bacalao, el cambio climático y los escenarios de carga de nutrientes tuvieron impactos considerables en la biomasa de peces, y se descubrió que eran el principal determinante de la biomasa de peces.

Los investigadores también encontraron que la mortalidad por depredación de peces bálticos por parte de las focas grises era mayor cuando las poblaciones de bacalao, espadín y arenque estaban en su nivel más bajo, lo que apunta a la importancia de mantener las poblaciones de bacalao en niveles relativamente altos.

"Sin embargo, hay dos aspectos importantes que quedaron fuera del alcance de nuestro estudio, pero también deben abordarse: el daño económico producido por algunas focas cuando atacan las artes de pesca de los pescadores costeros, y el aumento del parasitismo", agregó Costalago. "Necesitamos encontrar maneras de asegurar los ingresos de los pescadores y también la conservación de la población de peces y el buen estado de la población de focas grises".

ip en Twitter