Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
FAO insta a los estados a tomar medidas

El sistema alimentario mundial causa obesidad

IP - 14 de septiembre de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La FAO ha reconocido que el sistema alimentario globalizado no es compatible con una vida sana, “sino que contribuye a la obesidad y el sobrepeso, en especial en los países que importan la mayoría de sus alimentos”. Así lo indicó cel Director General de la FAO, José Graziano da Silva, durante un taller técnico sobre inocuidad de los alimentos y dietas saludables organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano. “Lamentablemente, los productos y los alimentos baratos industrializados resultan mucho más manejables para el comercio internacional”, advirtió Graziano da Silva.

El problema está muy extendido en los pequeños Estados insulares en desarrollo del Pacífico, que tienen que importar la mayor parte de sus alimentos, con tasas de obesidad que van desde más del 30 por ciento de la población en Fiji hasta el 80 por ciento entre las mujeres en Samoa Americana. En al menos 10 países insulares del Pacífico, más del 50 por ciento (y en algunos hasta el 90 por ciento) de la población tiene sobrepeso.El consumo excesivo de alimentos industrializados importados con alto contenido de sal, sodio, azúcar y grasas trans es la causa principal de esta situación.

Las estimaciones indican que hoy en día 2 600 millones de personas tienen sobrepeso y que la prevalencia de la obesidad en la población mundial ha aumentado desde el 11,7 por ciento en 2012 al 13,2 por ciento en 2016.

MEDIDAS "URGENTES"

“Si no adoptamos medidas urgentes para detener las crecientes tasas de obesidad, pronto tendremos más personas obesas que subalimentadas en el mundo”, dijo Graziano da Silva. “Hay varios factores subyacentes –añadió- detrás de la pandemia mundial de la obesidad. Las dietas poco saludables son el más importante”.

“Los países deberían tener leyes que protejan las dietas saludables y locales, y alienten al sector privado a producir alimentos más sanos”, dijo Graziano da Silva. Aquí podrían incluirse impuestos a los alimentos nocivos; un etiquetado claro e informativo de los productos; restricciones de publicidad para los alimentos basura para niños; y, una reducción en los niveles de sal y azúcar utilizados para producir alimentos, o incluso la prohibición del uso de algunos ingredientes, como las grasas trans.

ip en Twitter