Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

Ecologistas y organizaciones del sector denuncian posible fraude en la pesca eléctrica neerlandesa

IP - 13 de junio de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

Un grupo de 23 ONG ecologistas y organizaciones de pescadores de Francia, Alemania, Países Bajos y Reino Unido han presentado una petición formal a la Oficina Europea de lucha contra el Fraude, la OLAF, para que inicie una investigación ante la sospecha de fraude en la pesca eléctrica neerlandesa. Según un comunicado conjunto, a pesar de que el gobierno neerlandés “incumple los requisitos comunitarios en materia de transparencia en lo que a la publicación de datos financieros proporcionados al sector pesquero se refiere”, las organizaciones firmantes consideran que “existen pruebas de la concesión indebida de importantes cantidades de ayudas públicas a buques eléctricos e institutos de investigación neerlandeses”.

Los impulsores de la denuncia se apoyan en tres factores. Para empezar, la pesca eléctrica ha aumentado exponencialmente bajo la "falsa" apariencia de “investigación científica”, que no se lleva a cabo, dicen. Por otra, apuntan que los reglamentos de la UE que permiten la concesión de ayudas públicas estipulan que la concesión de dinero público “no puede conllevar un aumento del esfuerzo pesquero, algo que sucede con la pesca eléctrica”; por último, recuerdan que el acervo comunitario también exige que, si se producen actividades pesqueras durante la investigación científica, “el valor de las capturas se devolverá a las autoridades públicas para evitar que dicha investigación se utilice para generar beneficios indebidos”.

La pesca eléctrica se prohibió en Europa en 1998, al igual que otros métodos de pesca, como la pesca con explosivos o veneno, y solo se autorizó a través de una propuesta arbitraria de la Comisión Europea adoptada en 2006 en la que se contemplaba una exención para la eléctrica en un régimen de excepción. Según las Ya en el año 2007, Países Bajos obtuvo 22 licencias para llevar a cabo actividades pesqueras con electricidad, lo cual incumplía el umbral legal de un máximo del 5% de licencias en función del tamaño de la flota de arrastre de vara. En 2010 y 2014 se concedieron 62 excepciones a Países Bajos para actividades de “investigación científica” y “proyectos piloto científicos”. Sin embargo, y “tras las recientes revelaciones de un periodista de investigación neerlandés”, tanto “el sector como las autoridades públicas de este país han reconocido que no se han llevado a cabo actividades de investigación y que la ciencia tan solo fue una mera excusa para encubrir actividades comerciales”, apuntan las organizaciones firmantes.

AYUDAS

“El escándalo aumentaría si la investigación de la oficina de lucha contra el fraude confirma que, tal y como sospechamos, los buques de pesca de arrastre eléctrica neerlandeses, que recibieron fondos públicos con la excusa de la investigación científica, no devolvieron el valor de las capturas durante el “ensayo científico” financiado a cargo de estos fondos”, dicen. Las 25 organizaciones firmantes instan a los legisladores de la UE a aplicar la posición del Parlamento de la UE sin más demora y a adoptar una prohibición total y definitiva de un método de pesca que es destructivo para el medio ambiente y la sociedad. Entre los impulsores están BLOOM; Blue Marine Foundation; Low Impact Fishers of Europe (LIFE) platform; u Open Seas.

ip en Twitter