Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
La presidenta Armengol visitó el Rainbow Warrior

Así está combatiendo Baleares la contaminación por plásticos en el Mediterráneo

IP - 16 de junio de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Coincidiendo con la presencia del Rainbow Warrior de Greenpeace en Baleares, dentro de su campaña para denunciar la contaminación por plásticos del Mediterráneo, el Govern de les Illes Balears ha recordado que lleva a cabo "políticas encaminadas a fomentar una mejor gestión de los residuos y la reducción del consumo de plástico en las islas y ha mejorado los recursos para luchar en contra de la proliferación de plásticos en el mar". Así se lo trasladó la presidenta del Govern, Francina Armengol, a los representantes de Greenpeace, a bordo del buque.

El Govern indica que el servicio de limpieza del litoral con barcas este verano será “mejor y más sostenible”. 18 de las 30 barcas funcionaran con energías renovables, y 4 de ellas estarán durante todo el año en todas las islas. Además, “tenemos que poner en valor que somos la única comunidad autónoma del marco mediterráneo que tiene un sistema público de recogida de plásticos en el mar des de hace tiempo”, ha indicado la presidenta. Cabe recordar que durante el verano de 2016 se recogieron 71 toneladas de residuos en el litoral de las islas, de los cuales la mitad eran plásticos.

Armengol también ha destacado que el Govern está comprometido en la “lucha por la eliminación de los plásticos”, y ha recordado la apuesta valiente que se hace en este sentido con el impulso de la Ley de Residuos. Por su parte, el conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, ha resaltado que durante esta legislatura se trabaja para proteger el mar. “Hemos ampliado la reserva natural de la Dragonera, para protegerla, y estamos llevando a cabo políticas valientes en gestión de residuos”, ha dicho.

La Ley de Residuos prevé la prohibición del uso de bolsas de plástico en los establecimientos comerciales a partir de enero de 2019. Hay que destacar, además, que prevé otras medidas importantes, como la prohibición de la venta de vajillas de un solo uso ‑a menos que sean de material biodegradable o aptas para el compostaje doméstico-, a partir de 2020, y abre la puerta a los consells insulars para que instauren el sistema de depósito y retorno de envases.

ip en Twitter