Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Proyecto Puralga

El papel de las algas en la depuración de aguas agroindustriales

ip - 1 de octubre de 2015 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

Las instalaciones de la Estación Experimental de Cajamar “Las Palmerillas” acogieron una la reunión del proyecto “Valorización de efluentes agroindustriales mediante producción y aprovechamiento integral de microalgas para la obtención de bioproductos (PURALGA)” en el que participan el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), el Departamento de Ingeniería Química y Tecnología Ambiental de la Universidad de Valladolid (UVa), el Departamento de Ecología, Genética y Microbiología de la Universidad de León (ULe), y el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Almería (UAL) con la Fundación Cajamar.

PURALGA, coordinado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), indican las mismas fuentes, tiene por objetivo desarrollar procesos sostenibles de depuración de residuos agroindustriales, principalmente purines animales, empleando consorcios de microalgas y bacterias, y de transformación de los contaminantes contenidos en dichas aguas (C, N, P, etc.) en productos de interés (piensos animales, biofertilizantes, biogás, bioetanol, biodiesel, etc.). Se pretende obtener así, añaden, “un agua regenerada apta para su reutilización y unos productos que garanticen la viabilidad económica y la sostenibilidad del proceso global”. En todo caso, se destaca, “no se plantea dar una solución única al problema, sino el desarrollo de un catálogo de herramientas que permita abordar la implantación de este tipo de procesos con mayor eficiencia y seguridad”.

La acumulación de explotaciones ganaderas, recuerdan desde la UVa, “genera importantes problemas medioambientales derivados de la generación concentrada de eyecciones animales, cuyos efluentes presentan concentraciones de nitrógeno y fosforo muy elevadas que las hacen altamente contaminantes y difíciles de procesar. Una de las soluciones posibles, continúan las mismas fuentes, “es su utilización directa en campo como fertilizante, pero su aplicación debe hacerse de forma controlada y está limitada legalmente. La inadecuada gestión de estos residuos produce su infiltración a los acuíferos y la aparición de contaminación ambiental, por lo que es necesario desarrollar procesos sostenibles de depuración de los mismos que conlleven además un bajo consumo de energía y una elevada recuperación de nutrientes inorgánicos como el nitrógeno y el fósforo”.

La información completa forma parte de los contenidos de Ipac.

ip en Twitter