Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

Furuno: Un paso más en la eficiencia en sónares

IP - 11 de febrero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La japonesa Furuno reinventa una vez más el concepto de sónar con la nueva gama PPI, modelos CH-500 y CH-600 que sustituyen a los modelos CH-270, CH-250 y CH-300. Ambos modelos de sonares se comercializan tanto en formato Caja Negra (CH-500BB y CH-600BB) sin pantalla, y con su propia pantalla en color de 12.1”. Los nuevos sonares mejoran ampliamente el rango de detección, disponen de una mayor velocidad de barrido e incorporan el estabilizador integrado en la pieza de casco. “Todo esto hace que los ecos se presenten en pantalla mucho más definidos y la imagen resulta mucho más clara para el operador”, indica Furuno. Los sistemas están disponibles para su instalación en tubo de montaje de 8. Opcionalmente, la frecuencia de 180 kHz para el sonar CH-500 se podrá suministrar para instalación en tubo de 6” (similar al del CH-270).

La nueva gama de sónares se caracteriza por su mayor rango de detección y su “extraordinaria velocidad de barrido”, lo que reduce los fallos de seguimiento. La velocidad de barrido rápida resulta en una tasa de refresco de la presentación sonar más alta: detección temprana del pescado y obstrucciones. Ofrece hasta 6 ángulos de paso para ajuste de la velocidad de barrido según sea necesario. Disponen de seis variaciones de paso seleccionables (6º, 12º, 15º, 18º, 21º, 24º) para alta velocidad de exploración que puede cubrir amplitudes de sector de 24º a 360º en un par de segundos. Gracias a sus altas velocidades de barrido pueden explorar rápidamente una gran área, proporcionando una experiencia en la pesca y en la navegación esencial. Estos nuevos sonares son los más completos y rápidos de su clase. Las nuevas propuestas se caracterizan por una alta definición de eco que proporciona “imágenes más claras”. Por último, incluyen un estabilizador integrado, evitando así una unidad adicional.

De hecho, el sonar PPI CH-500 es el primero de su clase en tener integrados sensores de movimiento. Se trata de una solución clave ente situaciones de mar gruesa que provocan en los barcos movimientos que pueden generar datos imprecisos sobre la ubicación de los blancos. Con el estabilizador el eco se mantienen la imagen y sus datos con precisión, independientemente de las condiciones de la mar, de la velocidad del barco y de la inclinación. Gracias a la compensación del estabilizador integrado, el CH-500 es capaz de presentar el pescado que no aparecería sin la estabilización.

En cuanto a la detección acústica, los modelos CH-500 y CH600 también proporcionan señales de audio del pescado y de los obstáculos, dependiendo de la naturaleza y del tamaño del objeto detectado. Ya sean burbujas de aire, bancos de pescado grandes o pequeños o el fondo marino, el sonido es diferente. Esta función demuestra su utilidad durante viajes largos, ya que libera al usuario de la observación constante de la pantalla.

El modelo CH-600, por último, combina dos frecuencias para aumentar las posibilidades de localizar el pescado. La frecuencia baja servirá para cubrir una amplia zona horizontal alrededor del barco; la frecuencia alta puede ser usada en un modo de perfil vertical para identificar el pescado, incluyendo su tamaño y movimiento. Esta información puede ayudar en el largado de la red o en el gobierno a un mejor rumbo para alcanzar el banco objetivo.

ip en Twitter