Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

La mayor partida del FEMP se destinará a la pesca, acuicultura y desarrollo sostenible de las zonas costeras

IP - 2 de agosto de 2013 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Europa va avanzando hacia la definición y aplicación de la nueva Política Común de Pesca. Para su puesta en marcha y desarrollo, a partir de enero de 2014, es necesario contar con el instrumento financiero que la sustente y financie la implementación de sus objetivos. El nuevo Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca ha experimentado un nuevo impulso al pasar el trámite en la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y en el Consejo de Ministros de Pesca. Queda ahora pendiente de la opinión del Parlamento Europeo, en octubre, y de que se inicien las negociaciones entre la presidencia en representación del Consejo, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. De momento, se plantea que el instrumento financiero potencie la pesca, acuicultura y el desarrollo sostenible de las zonas costeras pero también el control de las actividades o que se compensen las regiones ultraperiféricas. En total, más de 6.500 millones de euros.

El Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea ha aprobado los criterios de distribución del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) que ha de entrar en vigor el 1 de enero de 2014 y que todos los ministros coinciden que es necesario aprobar cuanto antes. Durante el debate, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español, Miguel Arias Cañete, ha criticado que algunos estados quieran incrementar la capacidad de la flota y recuerda que España tuvo que reducirla en un 40 %. Tras el acuerdo alcanzado, los ministros negociarán su posición con el Parlamento Europeo en otoño.
Unos días antes, el 10 de julio, la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo votaba su punto de vista sobre el nuevo

La mayor partida, de 4.385 millones de euros, irá dirigida al desarrollo sostenible de la pesca, la acuicultura y las zonas pesqueras. En esta partida se incluyen medidas como adaptación de la flota, inversiones en acuicultura e innovación, desarrollo de las zonas costeras o industria de transformación

instrumento financiero y abría la puerta a la posibilidad de financiar nuevas construcciones; abriendo la puerta de las críticas sobre todo de las ONGs. Por su parte, el grupo de los socialistas en el Parlamento Europeo recordaba que el FEMP “debe favorecer la pesca sostenible desde una perspectiva social, económica y medioambiental, en consonancia con la nueva Política Pesquera Común”. A través de un comunicado de prensa, la eurodiputada socialista Dolores García-Hierro defendía la importancia de la ayuda de manera específica a la pesca costera y artesanal y ha explicado, igualmente, que en el texto aprobado el Parlamento apuesta por la modernización y mejora de la flota, “sin que ello signifique, en ningún caso, un aumento de la capacidad pesquera”. Además, los socialistas han abogado por una gestión del fondo que promueva la mejora de las condiciones laborales, incluida la conciliación familiar, así como la promoción de igualdad de oportunidades, especialmente referida a la igualdad de género y a la integración de los discapacitados. “Al mismo tiempo, es imprescindible favorecer la formación profesional y el acceso al empleo de los jóvenes en el sector pesquero y acuícola, si cabe, ahora más que nunca, por las nefastas consecuencias que está teniendo la crisis económica”, señalaron.
Partiendo del resultado de esta reunión, la comisaria de Pesca de la Unión Europea, Maria Damanaki llegaba al Consejo de Ministros con un mensaje claro que ya ha repetido en otras ocasiones y es que no se va a permitir dan ayudas para una pesca que no sea sostenible. Maria Damanaki, abría el debate explicando que el nuevo fondo tendrá una dotación importante, si bien reconoció que aún no está establecida. En este sentido ha indicado que “necesitamos tener una buena dotación” porque “vamos a utilizar de manera eficiente el dinero de los contribuyentes”. “No vamos a dar dinero para seguir como hasta ahora”, ha añadido Damanaki, “sino que vamos a utilizar el dinero para incrementar la sostenibilidad” y ha apuntado a la importancia de las pesquerías, la acuicultura y la pesca costera como los criterios prioritarios. Además ha recordado que “aquellos que vulneren las normas no recibirán dinero de la Unión Europea”.
Al termino del encuentro, la presidencia lituana, ponía una cifra sobre la mesa: 6.396 millones de euros. “Será el instrumento más importante para la financiación de la Política Pesquera Común y para el desarrollo de la Política Marítima Integrada”, ha explicado Vigilijus Jukna, ministro de Agricultura lituano. Y a partir de ahí se ha ido desgranando el montante del fondo. Según ha explicado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de los 6.396 millones de euros, 870 millones se destinarán a la gestión directa; es decir, es el presupuesto con el que cuenta la Comisión para su gestión directa de la aplicación de la nueva Política Común de Pesca y la Política Marítima Integrada de manera que el resto, esto es, 5.526,8 millones de euros se distribuirán entre los Estados miembros. “La mayor partida, de 4.385 millones de euros, irá dirigida al desarrollo sostenible de la pesca, la acuicultura y las zonas pesqueras” explica el Magrama y en esta partida se incluyen medidas como adaptación de la flota, inversiones en acuicultura e innovación, desarrollo de las zonas costeras o industria de transformación y se distribuirán tomando como referencia el empleo, el nivel de producción, la flota artesanal así como el historial de asignaciones y el consumo de fondos.
A control se destinará un mínimo de 482,6 millones de euros y para su distribución se tendrá en cuenta el tamaño de la flota, el área que ha de ser objeto de control, las descargas o el número de inspecciones que se realicen en tierra y en mar. A la mejora de los datos -uno de los aspectos que se han querido priorizar en la nueva PCP- se destinarán 344,6 millones de euros y aquí se tendrán en cuenta aspectos como el número de actividades de seguimiento científico en el mar y el número de estudios en que participe el Estado miembro.
Para la compensación a las regiones ultraperiféricas (RUPs), se destinará un máximo de 192,5 millones de euros, y para ayuda al almacenamiento como una medida de regulación comercial, un máximo de 45,5 millones de euros. De los fondos asignados a la compensación a las regiones ultraperiféricas, en el caso de las Canarias, la financiación se concreta en un aumento del apoyo de un 50 % pasando de un máximo anual actual de 5,8 a 8,7 millones de euros, lo que hace un total máximo de 60,9 millones de euros para el período 2014-2020. Finalmente, explica el Magrama, se asignará un máximo de 76,6 millones de euros a las medidas referidas a la política marítima integrada gestionada directamente por los Estados Miembros.
El debate público de los ministros se centró en los criterios de distribución del fondo. Algunos países defendieron que se mantengan los criterios históricos en su aplicación; otros que se prioricen aspectos como el empleo, la producción o la pesca artesanal; otros han planteado la acuicultura o la pesca interior como criterios del reparto; e Irlanda, por ejemplo, ha pedido que se tenga en cuenta la Zona Económica Exclusiva de cada estado y en número de pesquerías que en ella se realizan. En líneas generales, todos han defendido un fondo “eficaz” que respalde los principios de pesca sostenible que se han recogido en la nueva PCP, como la prohibición de los descartes o el Rendimiento Máximo Sostenible.
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español, Miguel Arias Cañete, ha indicado que “nos preocupa que algunos quieran destinar la mayor parte de los fondos a renovación de la flota o al aumento de la capacidad vía la modernización, cuando los ciudadanos de la UE nos recuerdan que existe, en determinados casos, un exceso de capacidad que debemos de solucionar como España ha hecho con una adaptación del 40 %”.
El ministro español ha explicado que España tiene ante sí el resto de adaptarse a los objetivos ambiciosos de la PCP: descartes y RMS; ha considerado que la cuantía que se pretende destinar a la Política Marítima Integrada es excesiva, “en particular la gestión directa de la Comisión Europea”; y ha valorado positivamente que se contemple a la industria transformadora por cuanto será quien juegue un papel importante en el aprovechamiento de las especies hasta ahora descartadas. Además ha criticado la definición poco detallada de pesca artesanal porque constituye una discriminación entre embarcaciones sólo por eslora y ha hecho un llamamiento a que se reconozca el esfuerzo de España en la adaptación de su flota.
Miguel Arias Cañete cree que España podría recibir finalmente entre el 20 y el 22 por ciento de las ayudas, “a falta de que se cierre la negociación en la UE del presupuesto comunitario plurianual”, matiza el MAGRAMA, y ha calificado de “equilibrados” los criterios pactados, entre los que destaca el nivel de empleo en el sector pesquero, donde España representa cerca del 25 % del empleo en la UE de pescadores a bordo y del 19 % en la acuicultura. También se ha referido al criterio de producción, donde España representa el 20 % del total de la UE o el volumen de flota pesquera, donde España tiene un 12 %.

Asimismo, Arias Cañete ha subrayado que España ha conseguido que se incluya a las rederas, las mariscadoras y los trabajadores de las almabradas en la definición de pescador lo que les va a permitir percibir ayudas en caso de paralización de la actividad pesquera y en el caso de las rederas poder ser asistidas cuando las circunstancias socioeconómicas lo exijan”. Si bien ha criticado la definición de “flota artesanal” que se ha acordado en el Consejo por cuanto puede suponer discriminaciones entre embarcaciones y ha explicado que España seguirá solicitando en las reuniones con el Parlamento Europeo y la Comisión que se incluya a los barcos con hasta 15 metros de eslora y los que están menos de 24 horas en el mar.
El Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca se integra en el Marco Financiero Plurianual 2014-2020 que el Consejo Europeo aprobó el pasado 27 de junio y que se revisará en 2016 a más tardar. El acuerdo alcanzado por los jefes de estado de la Unión Europea significa que la Unión dispondrá de 959.990 millones de euros en compromisos y de 908.400 millones en pagos para los próximos siete años. En este sentido, el Consejo Europeo ha explicado que “se realiza un esfuerzo particular para impulsar el crecimiento y crear puestos de trabajo” y para ello ha acordado un aumento del techo de gasto en la partida “competitividad para el crecimiento y el empleo” del 37 % con relación al instrumento financiero del periodo 2007-2013.


Oceana: los fondos a las RUP no mejoran el estado de los stocks
Oceana desaprueba la decisión de duplicar las subvenciones a las regiones ultraperiféricas, que alcanzarán 30 millones de euros puesto que, explica, este mecanismo que compensa los elevados costes de transporte debidos a su ubicación no hace nada por mejorar el estado de los stocks en estas regiones ni resolver problemas estructurales.
Oceana muestra, sin embargo, su preocupación ante la tolerancia del Consejo de Ministros con el establecimiento de un acceso condicional a las subvenciones, que bloquearía los fondos para pescadores involucrados en prácticas ilegales e infracciones de la Política Pesquera Común. El Parlamento ha mostrado más firmeza en este aspecto. Además, la organización ecologista ha criticado el resultado de la votación en la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y en este sentido, Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana Europa ha explicado que “preferir financiar nuevas embarcaciones en beneficio de unos pocos operadores en lugar de gastar el dinero público en medidas que beneficien el bien común muestra lo desconectados que están los miembros de la Comisión de Pesca de la realidad. Invertir en nuevos buques cuando tantos stocks europeos están en grave peligro de agotamiento es un despropósito irracional. Con ello solo se consigue aumentar la presión sobre el medio marino y hacer peligrar los recursos de los que depende la subsistencia de los pescadores”.
La organización ecologista publicó un informe sobre las subvenciones a la pesca bajo el título “Subvenciones ocultas” en el que clasifica las ayudas como buenas, feas o malas en función de si contribuyen o no, y en qué grado, a mejorar el estado de los parámetro descrito, han sido, en su opinión, en un 30 % malas, en un 35 % feas y sólo el 1 % se podrían clasificar, según Oceana, como buenas.

Canarias insistirá en un aumento de los fondos POSEI
El Gobierno de Canarias ha valorado positivamente los resultados del Consejo de Ministros pero reconoce que seguirá luchando para que el aumento de los fondos POSEI Pesca para los pescadores de las Islas sea al menos del 100 % sobre lo que se ha recibido en el periodo actual. En este sentido, explica que el aumento del presupuesto del POSEI Pesca de Canarias pasaría de 5.800.000 euros a 8.700.000 euros (incremento del 50 %), para Madeira y Azores el presupuesto pasaría de 4.300.000 a 6.450.000 euros (aumento del 50 %) y para los DOM franceses (se incorporan a los beneficios del POSEI Pesca, junto a Guayana y Reunión, las regiones de Martinica, Guadalupe y Mayotte), elevándose el presupuesto de 4.900.000 a 12.350.000 euros (es decir un aumento de más del 150 %).
El gobierno autónomo considera que no se acordará una rebaja en estos fondos pero espera conseguir el objetivo mínimo de aumentar el POSEI Pesca de Canarias un 100 % ante la demostrada insuficiencia de la actual ficha financiera de este programa. Y basa su defensa en que en los últimos años se ha producido un incremento de la producción, sujeta a comercialización, por lo que “el volumen de producción susceptible de compensación, a través de las ayudas POSEI, es cada vez más insuficiente, sobre todo para determinados grupos de productos como, por ejemplo, los procedentes de la acuicultura que casi podrían agotar los fondos por sí solos, atendiendo a los resultados de las campañas desde el año 2007 hasta la actualidad, y en atención a una evolución productiva creciente”, explica.<

Europêche y el Copa-Cogeca: fomentar la creación de empleo
Europêche y el Copa-Cogeca reconocen el gran esfuerzo realizado por los miembros del Parlamento Europeo y, particularmente, por el eurodiputado y ponente Alain Cadec para mejorar el capítulo social, “que permita el fomento del capital humano y el diálogo social (incluido a escala de la UE), así como la creación de empleo, el acceso de los jóvenes al sector pesquero y la salud y la seguridad a bordo de los buques”. No obstante, aún resulta notable y es de lamentar la priorización desequilibrada a lo largo del texto de las cuestiones medioambientales en perjuicio de la dimensión social y económica, teniendo presente que los sectores pesquero y acuícola necesitan ser sostenibles y competitivos desde un punto de vista económico, social y medioambiental.
Europêche y el Copa-Cogeca explican que reducir la supuesta capacidad excesiva de la flota no tendría ningún efecto sobre la presión pesquera, puesto que las cantidades de peces capturadas aún quedarían determinadas por los TAC y las cuotas. Y como última observación sobre esta cuestión, debe quedar claro que en el período 1995 a 2008, la flota pesquera de la UE-15 ha disminuido un 25 % en número, un 19 % en tonelaje total y un 22 % en términos de su potencia total “y aún no se ha reconocido este esfuerzo extremadamente importante del sector en la normativa europea”, puntualiza. En este sentido, defienden que “las ayudas para la paralización permanente de los buques pesqueros han de mantenerse para permitir una reestructuración factible y un ajuste armonioso de cada segmento a las posibilidades de pesca existentes” y entre las medidas “incluir compensaciones para los pescadores para cesar sus actividades profesionales en caso de jubilación anticipada o como consecuencia del cese de actividad de los buques”.
Las organizaciones de ámbito europeo consideran que “a posible introducción de los fondos mutuales a efectos de los seguros así como de las nuevas operaciones subvencionables en el marco del FEMP tales como la paralización temporal de las actividades pesqueras, son muy importantes para el sector pesquero dado su papel esencial en la mejora del estado de las poblaciones de peces mientras compensan parcialmente a los pescadores por las pérdidas de ingresos durante periodos reglamentados”. Y creen que en estas partidas deberían considerarse subvencionables ayudas por ruptura o terminación de acuerdos de pesca o cualquier alza inesperada del combustible a corto plazo.
Europêche y el Copa-Cogeca acogen con satisfacción la posible inclusión de las medidas de apoyo al desguace en caso de renovación de los buques o que se apoye la retirada, sustitución o modernización de máquinas principales o auxiliares, una medida muy valorada considerando que el 50 % de la flota europea tiene una antigüedad de más de 25 años. Las asociaciones consideran que estas medidas mejorarían las condiciones a bordo, tanto de trabajo, salud, seguridad, habitabilidad e higiene además de mejorar la eficiencia energética del buque y el respeto al medio ambiente.

ip en Twitter