Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Reforma de la Organización Común del Mercado

Las Organizaciones de Productores y las innovaciones orientadas al mercado se priorizarán en la nueva Política Común de Pesca

IP - 22 de agosto de 2011 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Dentro del paquete para la reforma de la Política Común de Pesca, la Comisión Europea ha presentado la propuesta de Reglamento por el que se establece la organización común de mercados en el sector de los productos de la pesca y de la acuicultura. Y es que desde el año 2008, el departamento que ahora dirige Maria Damanaki ha estado evaluando y consultando a los agentes implicados a lo largo de toda la cadena comercial, con el fin de reformar la Organización Común de Mercados. Y a partir de los análisis realizados se han identificado, según la Comisión, cinco problemas. Por un lado, la Política de Mercados no ha contribuido a mejorar la explotación sostenible; la producción en el mercado de la Unión Europea ha empeorado su posición; no se ha sido capaz ni de prever ni de gestionar las fluctuaciones del mercado; no se ha aprovechado todo el potencial del mercado; y la aplicación de la OCM se ve entorpecida por un marco engorroso y excesivamente complejo.

La nueva Política Común de Pesca que Bruselas quiere impulsar se centra en la sostenibilidad de las pesquerías como eje de rotación. Y el mercado, en su opinión, no puede ni debe quedar al margen de ese objetivo. Es por ello que, en el Reglamento propuesto, la Comisión Europea le concede un papel primordial a las Organizaciones de Productores, entidades que, según se desprende del texto legislativo, pueden tener un papel más relevante. En este sentido, señala que, “a fin de abordar la cuestión de la sobrepesca y de las prácticas no sostenibles y de alejarse de estrategias de producción basadas exclusivamente en el volumen”, la nueva OCM propiciará que se le concedan mayores competencias a las OPPs; medidas de mercado que incrementen la capacidad de negociación de los productores; e incentivos y primas de mercado para las prácticas sostenibles; entre otras medidas.
La propuesta de Reglamento de la Comisión defiende así el papel de la Organización Común de Mercados y reconoce que “la organización y la comercialización pueden contribuir extraordinariamente a aumentar la previsibilidad de la oferta y reducir los costes de transacción” reconociendo que “la OCM debe contribuir a aumentar el valor añadido de los productos de la pesca y de la acuicultura en un contexto en el que la ayuda financiera ya no va a centrarse en la flota” sino que va a “favorecer las soluciones inteligentes, ecológicas, innovadoras y orientadas al mercado dentro del sector de la pesca y de la acuicultura”.

EL PESO DE LAS IMPORTACIONES
Sin embargo, tal y como señalaba Alicia Villauriz, Secretaria General del Mar y presidenta del FROM, en el debate organizado por IP sobre la propuesta de reforma presentada por Maria Damanaki, “los aspectos de mercados se abordan de una manera limitada”. En este sentido reconocía que sí se han recogido aspectos positivos, como el refuerzo de las Organizaciones de Productores que, en opinión de Villauriz, pueden tener más implicación en la gestión de las pesquerías, o la mejora del etiquetado. Pero, por otro lado, apuntaba la presidenta del FROM, se echan de menos aspectos como los referidos a las importaciones. “En un mercado comunitario que en sus 2/3 se abastece de productos de la pesca procedentes de la importación, necesariamente se debe tener este elemento en cuenta. Cada vez más, en mercados globalizados, estamos acostumbrados a ver en todo tipo de mercados primarios y en el pesquero, como se producen situaciones de crisis para las que necesitamos instrumentos que puedan actuar ágil y rápidamente para solucionar y equilibrar los mercados”.
La Secretaria General del Mar también ha puesto sobre la mesa otro aspecto que afecta al mercado en el marco de la reforma de la PPC, y es la posible “obligación de desembarcar toda la pesca capturada que nos va a llevar a un cambio de situación y logística de esos mercados que, necesariamente, deberían ser abordados desde el punto de vista de los instrumentos de gestión”.
Sin embargo, aún queda por clarificar la Política Estructural que acompañará el desarrollo de la Política Común de Pesca y, sobre todo, cómo se articularán todos y cada uno de los puntos que plantea para el desarrollo de los mercados y su vinculación a la consecución de una pesca sostenible.

 

Organizaciones de Productores

Un papel más activo

El Reglamento que la Comisión Europea ha propuesto como punto de partida del debate le concede un papel primordial a las organizaciones de productores y diferencia, además, el papel de las organizaciones de productores del sector de la acuicultura así como las medidas que éstas pueden aplicar.

En este mismo sentido regulan las asociaciones interprofesionales y las organizaciones transnacionales. Y deja abierta únicamente la posibilidad de las primas por almacenamiento.
En España en este momento hay reconocidas 45 organizaciones de productores y tres interprofesionales en el ámbito de la pesca. Estas tres últimas son Interatún -unión de fabricantes y sector extractivo de la pesca del atún-, Aquapiscis -que integra a los agentes relacionados con el cultivo de la trucha-, e Interespada -que defiende los intereses de los implicados en la extracción y comercialización del pez espada-. En IP hemos consultado al presidente de esta última asociación que es, al mismo tiempo, el presidente de la Asociación de Mayoristas de Pescado (Anmape), Manuel Pablos Leguspín, su opinión sobre la propuesta de reforma del mercado. Y, en este sentido, explica que “la apuesta que hace sobre la información y transparencia de mercados y la fluidez en la colocación de productos y en la formación de precios, creo que está hablando claramente de lo que es un mercado central de pescado”.
En este sentido, el presidente de Anmape considera que “no hay un sistema de distribución mejor ahora mismo en toda la UE que el de los mercados centrales de pescado, donde existe una mayor fluidez en la colocación de los productos, donde existe transparencia, seguridad alimentaria y donde la formación de los precios se realiza en función de la oferta y la demanda, en función de la cantidad de producto desembarcado”, señala a Industrias Pesqueras.
Desde el FROM se apoyan y financian inciativas como las que propone la Comisión Europea de innovación y valorización de la producción de cara al mercado. Uno de los ejemplos más recientes es el lanzamiento, por parte de ORPAGU, de su línea “Gourmet” de productos.
La iniciativa “ORPAGU Gourmet”, que cuenta con el apoyo del FROM y el Fondo Europeo de Pesca, nace en la primavera de este mismo año con el fin de innovar, de buscar una alternativa más a la actividad pesquera. El productor ha dado un paso más atreviéndose a entrar directamente en el complicado mundo de la comercialización, dirigiéndose exclusivamente a un mercado que hasta ahora no había explorado, el mercado Gourmet.
"El proyecto le da un valor añadido a una pequeña parte de las capturas de los pesqueros, fundamentalmente del pez espada, con la ventaja de que son los propios productores los que seleccionan cuidadosamente cada pieza para que luego ésta pueda ser elaborada de forma artesanal y presentada en un cuidado formato delicatesen", explica Orpagu.

 

ip en Twitter