Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

Pescanova en concurso de acreedores

IP - 30 de abril de 2013 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

El Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Pontevedra ha declarado a la sociedad Pescanova S. A. en concurso de acreedores voluntario que se tramita como un concurso ordinario. Además, en el mismo auto emitido por el juez, se ha acordado la suspensión de las facultades patrimoniales, de disposición y de administración, del deudor (Pescanova S.A.) por cuanto, señala, su mantenimiento “entraña evidentes riesgos”. Y puesto que se trata de una sociedad que cotiza en bolsa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores designará a la administración concursal que podrá ser un miembro del personal técnico de la misma u otra persona propuesta por la CNMV con la cualificación legalmente exigida.

A lo largo de las siete páginas del auto, el juez se hace eco de que “el órgano de administración ha incumplido el deber de formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2012”. Pero no sólo. Señala, además, que “se reconoce incumplido el deber de presentar ante la CNMV los estados financieros intermedios correspondientes al segundo semestres de 2012”. Y deja plasmado que “existen discrepancias relevantes entre la información suministrada junto con la solicitud de concurso y la subsanación presentada pocos días después” aludiendo a la diferencia del porcentaje de participación del socio mayoritario (14,426 % frente al 7,515 %) e incluso, añade, “una diferencia del pasivo total de cerca de 88 millones de euros”).

Por estos y otros aspectos detallados en el auto, el juez considera que “sin temor al equívoco” mantener las plenas facultades del deudor “puede conducir a una situación de difícil gobernabilidad en absoluto compatible con el orden que debe presidir el proceso concursal”. Y, en este sentido, alude al mantenimiento de la actividad y del empleo así como a los intereses de los acreedores.

¿Qué va a pasar a partir de ahora?
La empresa ya ha realizado la comunicación oportuna a la CNMV que nombrará al administrador concursal. A partir de ese momento, la administración designada dispone de un plazo de cinco días para aceptar o no el cargo y deberá, en un periodo de dos meses, presentar el informe.

Paralelamente los acreedores tendrán un plazo de un mes a partir de la publicación del edito en el BOE, para comunicar a la administración sus créditos para ser aceptados por la administración concursal.

En el caso de los trabajadores, unos 10.000 contabilizados en el total del Grupo, éstos siguen con el contrato en vigor y el abono de las nóminas estará en función de la liquidez de la sociedad.

Industrias Pesqueras ya ha manifestado su opinión con relación a la gestión de la crisis de Pescanova y no nos cansaremos de recordar la importancia de que la empresa permanezca activa en Galicia. Su proyecto sigue vivo y es necesario en la comunidad autónoma y en todas y cada una de las localizaciones geográficas en las que tiene presencia. Por eso ahora esperamos que el nombramiento de la administración concursal se produzca cuanto antes y se logre buscar una solución de futuro para esta empresa clave.


ip en Twitter