Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Editorial

A vueltas con el `brexit´

IP - 4 de febrero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

Tenemos la sensación de que no estaba previsto que termináramos el mes de enero en este estado de incertidumbre e indefinición.

La verdad es que los negociadores de la UE fueron rápidos, directos y no se anduvieron por las ramas. Sencillamente terminaron con cualquier posibilidad de reabrir el proceso negociador que contemplase nuevas condiciones.

El Parlamento británico recomendó a Theresa May que viajara nuevamente a Bruselas para abrir un nuevo periodo de conversaciones. Pero la postura de la UE no se hizo esperar, clara e inamovible: “The talks were over”. Las negociaciones están concluidas. No se puede ser más rotundo.

La alemana Sabine Weyand ha hecho gala de un gran sentido del humor, precisamente británico. Amante de las comedias de Shakespeare y de los cuentos de Harry Potter. Es conocida por una dialéctica precisa y rotunda, sin andarse por las ramas. Weyand está considerada como la ingeniero y contraparte de las negociaciones de 'brexit´. Sus huellas dactilares aparecen muy marcadas en los 585 folios del “no acuerdo” rechazado el mes pasado por los MPS. Las obtusas pretensiones británicas fueron calificadas por Weland como “unicornios” y “pensamientos mágicos” antes de ser dirigidos cuidadosamente a la papelera comunitaria de Bruselas.

La Weland, de joven estudiante brillante de ciencias políticas. Graduada con excelentes calificaciones en el “College of Europe”, se convirtió en la pesadilla de los “tory” británicos, acusados por su propia gente de escasa imaginación y habilidad negociadora. La “alemana” es reconocida como poseedora de un gran sentido del humor británico que mezcla con un rápido sarcasmo e ironía. Es quizás la parlamentaria europea que ha publicado más sobre 'brexit´.

Ahora se abre nuevamente el melón de Gibraltar. Recientemente Bruselas lo describe como” a colony of the British Crown”, una colonia de la corona británica. Termino que ha causado irritación y una reacción airada en palabras de Sir Tim Barrow, embajador en Bruselas, “es completamente inaceptable esta calificación” de acuerdo con la opinión del representante de Downing Street.
España cedió el peñón en la firma del tratado de Utrecht en 1713 y en 1830 paso a tener el status de colonia de la corona. En 1983 pasó a ser considerado como “territorio británico de ultramar”. España quiere que se tenga en cuenta que Gibraltar esta en la lista de la UNU como país sin gobierno propio, sujeto a descolonización. Así están las cosas del 'brexit´ por el momento, no parece que nadie tenga prisa en una cuestión realmente urgente.

ip en Twitter