Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Fernando González Laxe

Acerca de los escenarios pesqueros: Un análisis de prospectiva

Fernando González Laxe, catedrático de Economía Aplicada Universidade de Coruña - 7 de enero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La prospectiva pretende medir el futuro; esto es, anticiparse a las diferentes situaciones que pudiéramos encontrarnos en los próximos años. Se lleva a cabo sin prejuzgar el carácter probable y deseable de acontecimientos. A la vez, el estudio mezcla aquellos hechos que pueden ser desfavorables y no compartidos. Para ello, se elaboran escenarios que son definidos e identificados por expertos, cuyos diversos conocimientos abren paso a la elaboración de distintas probabilidades de ocurrir

Los expertos manejan no solamente hipótesis tendenciales, sino que incluyen aquellas señales que, en la actualidad, poseen una amplitud muy limitada, pero que son potencialmente portadoras de modificaciones sensibles sobre la trayectoria de variables claves. Asimismo, los especialistas analizan tanto las relaciones de influencia como las de dependencia, a fin de poder resaltar las interconexiones entre variables y entre agentes para poder concretar los distintos escenarios multi e inter-disciplinares.

La actividad pesquera actual y futura está delimitada, en primer lugar, por las características derivadas de un contexto general, económico y reglamentario que influye y condiciona la propia actividad. Incluye, por tanto, las modificaciones relacionadas con el cambio climático; el coste de la energía; las modalidades de gestión de los espacios marítimos; la financiación y subvenciones; etc. Analiza, en segundo término, los comportamientos y las presiones de los agentes y ONG en la elaboración de las políticas europeas. En tercer lugar, abarcan tanto los elementos relacionados con la producción; el estado de la flota y la atractividad del trabajo, junto a las modalidades de gestión de las cuotas y la organización de los mercados. Finalmente, engloba los cambios operados en los mercados, las reglas del comercio, los nuevos hábitos de consumo y la consideración de la imagen de la actividad y de los productos de procedentes de la pesca y de la acuicultura.

Bajo estos elementos se han definido cuatro posibles escenarios de futuro. Los podemos llamar: a) afianzamiento del sector; b) un sector desdoblado; c) un sector gestionado en equilibrio, pero frágil; y d) un sector desorganizado.

El primer escenario bautizado como afianzamiento del sector se enmarca bajo las siguientes consideraciones. El cambio climático y sus modificaciones sobre los ecosistemas no son suficientes para incidir de forma negativa en las dinámicas de migración de las poblaciones de peces ni en la explotación de los recursos pesqueros. Los científicos garantizan la explotación de los stocks en niveles de máximo rendimiento sostenido, lo que permite incrementar tanto los TAC como las cuotas. Las ONG ambientalistas acentúan su presión sobre el sector, pero no impiden el desarrollo y financiación de los bienes públicos y de la actividad. La gestión pesquera se centraliza a nivel europeo y se impone una generalización del sistema de cuotas individuales. Ello abre la posibilidad de crear un mercado de cuotas y de poder rentabilizar la capacidad de pesca instalada. La productividad pesquera no se ve alterada y, ante una demanda de pescado cada vez más amplia, los agentes podrían  tender a re-agruparse en asociaciones más grandes y buscar un amplio acuerdo con las ONG de cara a potenciar los circuitos de comercialización y garantizar la rastreabilidad.

En el segundo escenario, el sector se desdobla. Los recursos se reconstituyen, pero resultan difícilmente explotables. Sus características más notables expresan lo siguiente. El cambio climático aporta una inestabilidad peligrosa y limita la actividad de la pesca. A pesar del éxito relativo en lo que atañe a la reconstitución de los stocks, la Unión Europea mantiene el principio de las cuotas, aunque se inclina por una gestión cada vez más individualizada, imponiendo un sistema de cuotas individuales transferibles. Las OOPP disminuyen su poder y, en su nuevo rol, apenas influyen en la distribución de los derechos de cuotas y el sistema de gestión se desarrollará por medio de organizaciones fraccionadas que facilitan la venta de cuotas más que su propio desarrollo. Las propuestas de una dinámica de crecimiento de capturas alientan las apuestas de fuertes inversiones sectoriales. De esta forma, se renueva la flota, se sustituyen los buques obsoletos y se rebajan los costes de explotación a fin de hacer más rentables las unidades de pesca. Sin embargo, disminuyen las situaciones de cooperación marítima. Las incertidumbres generadas por la alta volatilidad y aleatoriedad de los precios de los productos pesqueros provocan pérdidas en las rentas de los productores y, con ello, se afecta directamente a la atractividad de la profesión. Finalmente, la oferta de los productos preparados se moderniza y se diversifica; el consumo de productos pesqueros se modifica y se especializa en la alta gama, aumentando las importaciones; y los productos genéticamente modificados encuentran la oportunidad de encontrar nichos de mercado. 

El tercer escenario es el de frágil equilibrio. El cambio climático se manifestaría únicamente a través de fenómenos de calentamiento y de acidificación que conllevaría la desaparición de un número pequeño de especies de interés comercial. Entonces, la UE abordaría políticas centradas en explotar los recursos pesqueros vulnerables. Las cuotas serán no transferibles; es decir, no habrá transferibilidad entre Estados, ni entre empresas y serán gestionadas por las OOPP. Se incita la cooperación marítima y, en lo que atañe a la gestión, se apuesta por evitar los riesgos ecosistémicos y se busca un rendimiento permanente. Los descensos en la producción serán contemplados desde planes de reestructuración. Las lonjas dejan paso a las plataformas de venta virtuales. Se asistirá a una dinámica de concentración geográfica de las empresas de venta y de transformación de cara a optimizar la logística de la oferta, que permita valorizar los productos y la pesca diversificada. Estas decisiones podrían contribuir a rentabilizar la actividad pesquera tanto en su oferta clásica como en la que atañe a los productos preparados y poco transformados.

El cuarto escenario revela unaproducción desorganizada. Sus elementos claves provienen de la inestabilidad generada por el cambio climático con sus efectos sobre las modificaciones sobre los ecosistemas marinos y sus hábitats; y sobre las dinámicas de poblaciones. A esto habría que añadir la inestabilidad provocada por la dificultad de poder conseguir la reconstitución de los stocks pesqueros y el escaso éxito de las medidas de seguimiento de las acciones pesqueras en lo que hace referencia a los stocks, modos y zonas de pesca. Ante dicha situación, las ONG tratan de extender sus acciones hacia más áreas de actuación y la UE busca redirigir su política pesquera hacia una pesca más selectiva. Se rechazaría la aplicación de las cuotas individuales de pesca transferibles y se dejaría a los Estados organizar la gestión de las cuotas de pesca y la limitación de embarcaciones extranjeras. El sector se des-estructura y las OOPP solo sirven de intermediarias para facilitar el acceso a las ayudas europeas, dejando de ser el agente gestor de las cuotas de pesca. Se asiste a una pérdida de atractividad pesquera dada la inestabilidad de las remuneraciones a los trabajadores. Al contemplarse una disminución de las capturas, la organización de la oferta pierde fuerza y se vislumbra una dinámica empresarial de tipo individual, tanto en lo que atañe a las compras como a las ventas inter-sectoriales.

Examinados estos cuatro escenarios resta por saber si el sector pesquero gallego, español y europeo va a adoptar decisiones pro-activas y anticipatorias, o simplemente no adoptarán decisión alguna. Esta es la cuestión.

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL NÚMERO 2132 DE IP (EXTRAORDINARIO DE ABRIL DE 2018)

ip en Twitter