Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Fernando Fernández Laxe, catedrático de Economía Aplicada de la Universidade de A Coruña

"Diez tésis sobre la historia pesquera"

Fernando Fernández Laxe - 5 de junio de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

A lo largo de 90 años la revista Industrias Pesqueras ha abordado todas las vicisitudes, transformaciones y cambios del sector pesquero. La revista se ha convertido en el imprescindible notario de una historia jalonada de acontecimientos y de respuestas. Quien desee auscultar dichos hechos tiene la obligación de sumergirse en la revista; y saber distinguir las circunstancias y las apuestas. Por eso, es preciso no solo felicitarla en su cumpleaños; sino agradecerle su tesón y fortaleza en tiempos difíciles y en situaciones complejas. Las figuras de sus directores merecen un tratamiento especial: fueron un baluarte y un faro de cara a potenciar la innovación y a defender un posicionamiento sectorial y territorial. Sin ellos, es posible que no hubiera una voz autorizada y con conciencia en la defensa de una actividad esencial para la humanidad. De ahí, mi agradecimiento y mi compromiso con ellos. Como diría nuestro común amigo Isaac Díaz Pardo, “sempre teu”.

Repasando la historia sintetizo diez conclusiones para tan amplio periodo. La primera es que el sector pesquero posee unas peculiaridades propias, muy distintas de las demás actividades económicas y que se plasman en las diferentes medidas de regulación puestas en práctica. La segunda, es resaltar la enorme complejidad en lo tocante a la previsión de los stocks y de las reservas de peces, lo que dificulta tanto la toma de decisiones como el poder abordar e implantar los principios de precaución para ciertos stocks. La tercera es la relativa a la intensa y rápida incorporación y aplicación de nuevas tecnologías, pues no solo suponen una posibilidad de aumento de las capacidades de extracción, sino que también permiten explorar nuevas opciones en los tratamientos y presentación de los productos pesqueros. La cuarta tesis hace referencia a que se ha producido una importante modificación de los hábitos de consumo que inciden de manera un tanto volátil en los aumentos de las demandas de los productos del mar. La quinta es que las dinámicas y procesos de modernización han sido complejos y desiguales, debido a las disímiles políticas de cooperación internacional, laborales y económicas, arrastrando ciertas ineficiencias pero también importantes avances.

“Las figuras de los directores de IP merecen un tratamiento especial: fueron un baluarte y un faro de cara a potenciar la innovación y a defender un posicionamiento sectorial y territorial”

La sexta es que todavía no se ha encontrado el vademecum preciso para definir y aplicar una política de explotación sostenible de los recursos, registrándose en algunos supuestos una situación de no retorno o de desequilibrio permanente. La séptima tesis es que a pesar de los avances en el conocimiento científico, y de haber pasado de un enfoque por especies a un enfoque de ecosistemas, todavía no llegamos a comprender al cien por cien las complejas interdependencias naturales de los océanos. La octava conclusión es la referida a la aparición y comportamiento de los actores y agentes integrantes del sector, con sus diferentes roles, ambiciones, iniciativas, propuestas y resistencia a los cambios. La novena tesis hace referencia a las bases de las políticas pesqueras nacionales, comunitarias o internacionales, en donde casi siempre prevalecen los objetivos a corto plazo y sobre principios de corte productivista; relegando, en consecuencia, los planteamientos a medio/largo plazo y de carácter autosostenible Y la décima, que siempre ha existido algún grupo de expertos académicos y científicos, profesionales del sector y gobernantes que han luchado por proponer pasos adelante en la búsqueda de nuevas soluciones y propuestas.

En suma, una etapa llena de eventos, de reacciones y de respuestas. Esperemos que los diez años que le faltan a la revista para completar el siglo nos sirvan para poder concluir una nueva tesis: se ha logrado el equilibrio sostenible, rentable y generador de riqueza, garantizando el suministro alimentario a los que no lo han alcanzado.

ip en Twitter