Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Juan Vieites Baptista de Sousa, Secretario general de Anfaco Cecopesca

La urgente necesidad de asegurar el cumplimiento del “level playing field” en el mercado comunitario de las conservas de pescados y mariscos

IP - 26 de junio de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

La industria conservera y transformadora de productos del mar tiene una importancia estratégica para el abastecimiento del mercado de la UE, desempeñando un papel fundamental para el desarrollo socio-económico, el mantenimiento y la creación de empleo en importantes localidades costeras en donde se asienta esta actividad en Europa, especialmente en países que siempre han estado volcados hacia el mar como España.

El mercado de la UE es el primer mercado mundial de productos del mar, aumentando año a año sus niveles de consumo; sin embargo la producción comunitaria se ve afectada por el notable incremento de las importaciones de terceros países. El ejemplo más claro de esta situación se puede observar en el mercado de las conservas de atún, en donde las importaciones extracomunitarias, con una tendencia ascendente, ya superan a la producción comunitaria, puesto que la apertura comercial que la UE ha venido llevando a cabo en los últimos años ha permitido la entrada de grandes volúmenes de productos de terceros países que deberían competir en igualdad de condiciones con la producción comunitaria.

La realidad es que se comercializan en la UE productos transformados de terceros países sobre los que debería existir un mayor control para asegurar su cumplimiento respecto a la normativa comunitaria, ya que el crecimiento del sector conservero europeo podría ser una realidad simplemente de asegurarse la existencia de una competencia leal en el mercado de la UE, verificándose dicho cumplimiento a la entrada en el mercado comunitario de los productos de terceros países.

Para lograr este objetivo, es imprescindible que se garantice una competencia leal en el mercado de la UE, que pasa por la imperiosa necesidad de que todos los operadores, tanto comunitarios como de terceros países, cumplan con las normativas higiénico-sanitarias, seguridad alimentaria, laborales teniendo en cuenta el marco establecido por los convenios de la OIT, de seguridad y salud en el trabajo, medioambientales y de respeto a los recursos, trazabilidad, etiquetado... entre otros aspectos, debiendo la CE asegurar la existencia de un riguroso control del cumplimiento de estos aspectos y adoptando las medidas sancionadoras precisas ante el incumplimiento.

No debemos olvidar que estamos ante una industria con una gran dimensión social que debe preservarse de forma prioritaria, al existir una plena coincidencia en el ámbito de la propia CE acerca de la importancia de potenciar el empleo, el crecimiento y la generación de valor añadido en Europa.

Por ello, se considera necesario garantizar el cumplimiento de la normativa comunitaria mediante la implementación de mecanismos de control efectivos adicionales, a fin de asegurar la existencia de unas reglas de juego comunes que deban cumplir de forma igualitaria todos los operadores que concurren a este mercado.

En este sentido en nuestra opinión debe desarrollarse de forma urgente el Reglamento (CE) nº 1005/2008 por el que se establece un sistema comunitario para prevenir, desalentar y eliminar la pesca para prevenir, desalentar y erradicar la pesca IUU, a fin de verificar de forma efectiva la existencia de un estricto cumplimiento de la normativa IUU, debiendo establecerse para ello a lo largo del 2016 nuevas medidas de vigilancia y control de las importaciones que garanticen que cualquier conserva de atún que se comercializa en la UE no ha podido ser elaborada empleando materia prima procedentes de pesca IUU, desarrollando medidas concretas como la creación de una Base de Datos comunitaria, con el fin de cruzar los datos incluidos en los certificados de capturas y evitar que haya una sobreutilización de los mismos, verificando las capturas de los buques que figuran en dichos certificados, y establecer un porcentaje mínimo de verificación de las importaciones que entran por las fronteras de los distintos EEMM.

Indiscutiblemente disponer de un verdadero “level playing field” en el mercado de las conservas de atún comercializadas en Europa tendría un efecto positivo en la competitividad del sector y en la generación de empleo de esta industria en la UE, el crecimiento y la generación de valor añadido, posibilitando de esta forma lograr un objetivo tan importante como es garantizar el futuro de un sector comunitario competitivo y viable a largo plazo disponiendo, para ello, de un marco legal que facilite la coherencia de todas las políticas comunitarias en un mercado globalizado y cada vez más internacionalizado.

Artículo publicado en el Nº extraordinario de Abril de 2016, IP 2.108. 

ip en Twitter