Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
María do Carme García-Negro

Una potencia en entredicho: la UE

María do Carme García-Negro - 12 de mayo de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Se cumplen en 2016 33 años de PCP. Desde Galiza, desde el segmento pesquero español mas significativo económicamente, no podemos menos que lamentar, a modo de analísis, el saldo negativo de la gestión comunitaria de la pesca como actividad económica. Si hubo regulación, si se han realizado esfuerzos en los ámbitos de la gestión y si se han dedicado fondos para subvencionar determinadas actuaciones. Pero, la Unión Europea , finalmente descubrió cual era su rostro: sólo negocio y de éste, solo negocio financiero. El último éxito ha sido la fusión de las Bolsas de Francfurt y de Londres. Transcendiendo cualquier eventualidad -en idioma financiero veleidad- política la Deutsche Börse y la London Stock Exchange han acordado una fusión clave para el fortalecimiento del mercado de capitales europeo y para consolidar su presencia a nivel mundial. La nueva entidad será el segundo mayor operador bursátil del mundo, ejercerá por tanto una posición de dominio en Europa y le permitirá competir en América y Asia contra los operadores nativos. Con esta operación queda a salvo de cualquier resultado del referendum británico que pudiera poner en entredicho la necesaria vía libre para la circulación de capitales, a la vez que se crean nuevas capacidades de negocio por aumento de tamaño de la entidad resultante, y de no menor importancia,el significado de los ahorros en costes de funcionamiento debido a las sinergias generadas. Éxito asegurado. Gestión competente. Crecimiento garantizado y demostración de eficacia. Ciertamente estos mismos calificativos no se pueden aplicar a la gestión comunitaria de los refugiados sirios: un velo de vergüenza envuelve una gestión que da como resultado una guerra continua y una corriente  de transhumantes- miles de refugiados-de país a país y de frontera a frontera. Sólo cabe preguntarse de la capacidad de gestión o de voluntad política para resolver satisfactoriamente este problema del que Europa es copartícipe.

En Pesca Comunitaria la trayectoria marcada por la Política Pesquera Común es tan deficiente o de resultados tan poco satisfactorios para nuestra pesca, que solo admite dos interpretaciones: es una actividad económica no interesante para el desarrollo comunitario o bien el logro observado es exactamente el objetivo perseguido. Seguramente la interpretación atinada es una síntesis y no una alternativa binaria.

No existe aún una flota comunitaria. Hay un recurso pesquero comunitario, pues el mar y sus habitantes no han percibido las fronteras de los Estados miembros. ¿Es hoy racional una gestión de un recurso único por flotas de estados repartidas según criterios de conveniencia política? No encontramos respuesta. Y en caso de existir se acerca más al interes de parte que al buen criterio de gobierno. Así lo demuestra  la pervivenvia del criterio de  estabilidad relativa que solo da estabilidad a los intereses de los Estados que lo promovieron. Es inconcebible su existencia en un mercado que se pretende común y de libre circulación que existan tan notorios obstáculos a las vías de competitividad y capacidad de crecimiento empresarial.

En igualdad de condiciones de acceso a recurso y mercados las empresas de pesca de bandera española habrían impedido la aparición tutelada de nuevas unidades pesqueras y de nuevas empresas en Estados comunitarios que incluso habían abandonado el consumo de pescado y despreciaban en el nacimiento de la PCP esta actividad como poco más significativa que la producción de hortalizas. Hemos sufrido, con la incorporación a la Europa Azul lo que en términos de Galbraith denominaríamos resultado de nuestro desafío. El rigor de la política aplicada ha conseguido reducir realmente nuestra capacidad. Sin embargo el fracaso más robusto de la PCP ha sido constatado por la propia Comisión antes de la última Reforma de la PCP: si el objetivo era mejorar la actividad pesquera garantizando su crecimiento económico no se ha logrado y si el objetivo hubiera sido un buen gobierno de los recursos la evolución observada fue deplorable aumentando además la distancia participativa de las propias comunidades de pescadores, empresas y consumidores. En fin, si el objetivo no declarado ha sido financiar actividad y/o desguaces (dependiendo del período) sí se ha conseguido poner en movimiento miles de millones de euros. Regresemos al principio, ¿negocio financiero?.

Artículo original escrito en gallego. Publicado en el IP 2018 de abril de 2016.

ip en Twitter