Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Isabel Hernández Encinas, secretaria general del FROM

"El viejo axioma de que a los niños no les gusta el pescado, no es verdad"

IP - 28 de junio de 2012 A+ A-

Vincular el pescado a la salud y a aspectos nutricionales; potenciar el consumo de pescado estacional en sus respectivas temporadas, o incentivar el consumo de pescado en el segmento de población más joven son algunos de los objetivos de las campañas realizadas por el FROM en el año 2011. Isabel Hernández, secretaria general del FROM explica a Industrias Pesqueras la labor desarrollada en este último año y destaca el mayor conocimiento de los gustos en la población infantil, los consumidores del futuro. "El viejo axioma de que a los niños no les gusta el pescado, no es verdad", sentencia

¿Podría hacer un balance de las actuaciones del FROM en el último año?
La labor más importante del FROM durante 2011, ha sido consolidar una línea de apoyo al sector pesquero mediante estudios que le sirvan para acometer los retos que tiene en el campo del consumo de los productos de la pesca ya sea en relación con los contaminantes, o con las propiedades nutricionales del pescado. No olvidemos que uno de los rasgos del consumidor de hoy en día es, además de su mayor información, su preocupación por la salud y los temas medioambientales, y por ello hemos dirigido nuestros esfuerzos a posicionar lo mejor posible al sector en esas dos áreas.

En este sentido después de la jornada que hicimos en noviembre de 2010 sobre la inclusión del Omega 3, en las declaraciones nutricionales aceptadas por la U.E., hemos editado un  folleto descriptivo sobre los beneficios de los ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 para niños y adultos así como diversas inserciones publicitarias en prensa escrita y artículos en revistas especializadas del sector. En el campo de los contaminantes hemos realizado un trabajo de investigación de la presencia de mercurio en los pescados y la evaluación de la significación que tiene en poblaciones susceptibles.

Por otra parte hemos seguido dirigiéndonos al consumidor de productos pesqueros, que está preocupado por llevar una dieta sana, con nuevas herramientas como el “calculador nutricional” interactivo creado en colaboración con la Fundación Española de Nutrición, y que consiste en tener información, en función del tamaño de la ración o cantidad seleccionada,  sobre la composición en energía, macronutrientes (lípidos o grasas, proteínas, hidratos de carbono y fibra) y micronutrientes (vitaminas y minerales) de la especie pesquera que elija (se han seleccionado las 75 especies pesqueras de mayor consumo nacional). El calculador permite desglosar por tipo de lípidos o grasas (ácidos grasos saturados, insaturados y poliinsaturados, destacando los omega-3, omega-6 o el colesterol). Asimismo se puede conocer información referente al coste de compra de las especies pesqueras, e incluso calcular el valor medio del coste por energía o para un nutriente determinado.

Personalmente, ¿cuál ha sido la actividad organizada y desarrollada por su organismo que más satisfacción le ha supuesto?
Hay muchas, pero quizá en la que hemos sido pioneros es en la de las campañas de promoción del consumo infantil de productos pesqueros. No olvidemos que los consumidores del mañana son los niños de hoy, cuya alimentación parece que va abandonando ciertos aspectos de la dieta mediterránea, por otro tipo de comida más presente en los medios de comunicación como la Fast food. En esas campañas y gracias a los estudios previos realizados como el estudio de consumo de  pescado en comedores escolares realizado en 2006 y actualizado en 2009, o los talleres sensoriales, hemos diseñado actividades para todos los agentes implicados en que los niños consuman más y mejor pescado, es decir a padres, madres, profesores, empresas de restauración escolar, empresas pesqueras etc., todos tienen que apoyar, y todos son importantes. Por otra parte en este último año hemos difundido, por vez primera los  beneficios del consumo de pescado en las consultas ginecológicas y a mujeres embarazadas… El viejo axioma de que a los niños no les gusta el pescado, no es verdad; a los niños les gusta el pescado pero bien cocinado y bien presentado, por lo menos eso es lo que nosotros hemos sacado de conclusión de todos los talleres que hemos realizado.

¿Cómo valoraría el impacto de estas actividades? De volver a repetirlas, ¿cuál cree que habría que realizar de otra manera o cambiar el enfoque?
Con el conocimiento que te da la experiencia de estos casi nueve años, creo que quizá se podía haber mejorado y ampliado la presencia del sector en las ferias en las que participaba el FROM. Ya desde 2004, racionalizamos nuestra asistencia a las mismas en función del tiempo que considerábamos razonable, para conocer si la misma era interesante para nuestras empresas, y su participación a través de las Asociaciones Nacionales, pero quizá se podría haber abundado en la exhibición de los productos pesqueros de nuestro país, a través de degustaciones, (lo que se hizo el último año con el pez espada)  u otras actividades, como charlas y demostraciones.  

¿Cree que el consumidor es realmente consciente de la relevancia del consumo de productos pesqueros en su dieta y salud?
Si, sin ninguna duda, por lo menos los datos estadísticas nos dicen que hay un reconocimiento del pescado en los últimos años como alimento saludable, junto con el aceite de oliva, frutas y hortalizas, y como he dicho al principio, una de las motivaciones del consumidor de hoy en día es la salud, junto a los temas medioambientales.

En este mismo sentido en trabajos del observatorio del consumo y la distribución en España, se considera que 8 de cada 10 consumidores, consumen pescado porque lo consideran saludable y solo 2 porque forma parte de la dieta mediterránea. Y En el ámbito europeo, el eurobarómetro nos indica que a la pregunta de qué significa comer saludable, un 25 % responde que comer pescado.

A lo largo de estos años, ¿ha cambiado su percepción del sector pesquero? ¿En qué sentido y qué aspectos destacaría?
Desde 1984 en que empecé a trabajar en la administración pública, toda mi vida administrativa se ha desarrollado en la administración pesquera, y en el transcurso de estos años, creo que el sector se ha profesionalizado más en todos los sentidos, y es mas consciente de que es necesario cuidar, mimar el recurso para sacarle mayor precio y por tanto aportar más rentabilidad a la actividad, que es de lo que se trata de hacer en cualquier actividad económica como es la pesquera. En un mercado maduro como el nuestro, al que acuden producciones de todas partes del mundo, el que los productos pesqueros españoles se valoren por encima de la media es fruto de un trabajo duro y constante desde el sector productor al comercializador. Por otra parte y dentro de mi participación en estos últimos nueve años en las actividades desarrolladas por el FROM, tengo que destacar que el sector pesquero cada vez se ha implicado más en la promoción de sus productos y ha comenzado a ser protagonista de actividades muy interesantes, como concursos, degustaciones, jornadas, anuncios… en total sintonía con lo que desde la administración estábamos potenciando. Me gustaría por último señalar que la colaboración con el FROM en general, y con mi persona en particular ha sido muy fluida y provechosa.

En un contexto económico como el actual se demanda un mayor protagonismo para el sector primario, productor de alimentos, ¿qué opina de esta situación?
Efectivamente, el sector pesquero en línea con la pregunta anterior, está fuertemente comprometido con que sus productos sean de mayor calidad, y mejorar todos los procesos de la cadena (la filière), empezando por el barco o la instalación de acuicultura que es donde se debe seleccionar el producto controlando su captura, manipulación y estiba a bordo, en las máximas condiciones de higiene y calidad, que deben mantenerse en todo el proceso comercial, y esa calidad del producto me gustaría unirlo al concepto de  la trazabilidad de los producto, ya que un buen sistema de trazabilidad en la cadena alimentaria juega un importante papel en la protección de los intereses del consumidor, ya que sirve de  instrumento para lograr un nivel elevado de protección de la vida y la salud de las personas y contribuyen al aseguramiento de la calidad y la certificación de producto., lo cual beneficiará sin duda al productor.

¿Cree que el consumidor está realmente informado o sufre de un sobre exceso de información que en ocasiones incluso puede ser contraproducente?
Estamos sometidos a un bombardeo de unos 3.000 anuncios, en los diferentes medios o soportes de comunicación que rodean nuestra vida diaria, por lo que sí es verdad que tenemos mucha información, pero la pregunta es ¿toda la información a la que estamos sometidos es veraz? ¿nos proporciona una información objetiva de los productos par tomar nuestras decisiones?. Sinceramente creo que no siempre es así. El “conocimiento” en el mundo de hoy es fácil y muy barato de reproducir (digitalmente), por lo que para evitar asimetrías en la información de la que disponen los consumidores, es por lo que la transmisión de información debe promoverse desde las administraciones públicas ya que los componentes de información y formación son esenciales dentro del conjunto de condicionantes de la elección, siendo otras el precio y los factores culturales.

El fin último de las campañas del FROM ha sido producir conocimiento para generar  “reputación” que permita al consumidor discriminar información ante el sobre dimensionamiento de la misma en la sociedad, y la pluralidad de fuentes  Por un lado, la administración tiene que suministrar información en el mismo escenario y con las mismas tecnologías que los demás agentes, y por otra parte está obligada a reforzar  la argumentación  de las mismas, ya que estarán expuestas, por el impacto y difusión que tienen sus opiniones, a la discusión y contraste con la opinión de multitud de colectivos, cuyas opiniones también van a ser difundidas. La información reputada significa que tenga una credibilidad para el consumidor, y eso creo que sinceramente se ha conseguido con la marca “FROM”.

Uno de los puntos “calientes” en el mercado es el etiquetado de los productos pesqueros. Desde hace años se mejora, se incluye más y más información en la etiqueta y no se logra un consenso sobre la información básica y realmente relevante para el consumidor. ¿Cuál es su punto de vista con relación a este tema?
Creo que toda información que da conocimiento sobre el producto, en relación con: “donde se ha pescado”, si es de “captura o de acuicultura”, “si esta previamente descongelado” etc., es buena para el consumidor. En este sentido la reglamentación comunitaria proporciona la información básica que es obligatorio suministrar, y nos deberíamos centrar en que por lo menos todos los productos pesqueros en el mercado detallista contase con esa información. Nosotros, y otras administraciones hemos hecho un gran esfuerzo en hacer campañas al respecto, pero todavía queda mucho por hacer, debido a una manera equivocada de pensar, por parte de determinados sectores de la cadena de comercialización. No siendo conscientes de que cuanta mayor información se le da al consumidor se le genera más confianza en el producto y en el establecimiento.

 

ip en Twitter