Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

Un estudio de la rentabilidad de las embarcaciones pesqueras en Terranova

Domingo Quiroga - 28 de agosto de 2010 A+ A-
Pág. 1 de 3 | Siguiente

En el número 1.042 de Industrias Pesqueras, correspondiente al 15 de septiembre de 1970, Domingo Quiroga publicaba un artículo en el que analizaba la rentabilidad de las unidades bacaladeras que operaban en Terranova.

En esta ocasión si algo avala mi firma es la mayor o menor fidelidad de una traducción. Como se verá por lo que sigue no dispongo del texto original. Simplemente utilizo lo dado a conocer por la conocida revista profesional francesa "La Peche Maritime", (a) de cuya amabilidad espero me permita esta usurpación. Mi versión, que lleva el mismo título que la francesa, dice así:

Un número reciente de la revista "Fisheries of Canadá", publicado por el Ministerio federal de Pesquerías, contiene un interesante estudio de M. John Proskie, de los servicios económicos de aquel ministerio, sobre los resultados de explotación y balance financiero de diez y seis embarcaciones de pesca con base en puertos de Terranova, durante el año de 1967. Parece que los resultados permiten interesantes comparaciones con los obtenidos en Francia, (b)

El modelo de buques que ha servido para la fijación de datos comprende: cinco palangreros (long-liners) de casco de madera y de una eslora de 38 pies y once arrastreros de casco metálico, de los cuales ocho son de tipo clásico y de pesca por la banda (eslora: 120 a 130 pies) y tres de pesca por la popa (eslora: 145 a 150 pies). En lo que concierne a la edad del buque y potencia de sus motores diesel, cuatro de los cinco palangreros datan de 1966 y poseen motores de 63 caballos. El quinto es un año más reciente y dispone de un motor de 6O caballos. En cuanto a los arrastreros todos ellos datan de 1963, salvo los de pesca por la popa que datan de 1966. Estos tres últimos disponen de 1.300 a 1.560 caballos de potencia, mientras que los ocho de pesca por la banda están propulsados por motores de 750 caballos-. Los arrastreros poseen el más completo equipo instrumental, mientras que los palangreros sólo disponían de sonda y radio-teléfono. Todos los buques fueron construidos con la ayuda financiera del Gobierno canadiense, en forma de subvenciones, y los palangreros percibieron, además, subvenciones de los Gobiernos provinciales.

Pág. 1 de 3 | Siguiente
ip en Twitter