Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter

La explotación de los recursos vivos en la Política Común de Pesca a partir de 1993

Rafael Robles Pariente, director del Instituto Español de Oceanografía - 11 de julio de 2011 A+ A-
Anterior | Pág. 2 de 4 | Siguiente

Dado que es ésta una aseveración que se repite varias veces en el documento, parece conveniente por nuestra parte matizar desde un principio, y así se viene haciendo en distintos foros, que el estado de los recursos no es el mismo en todas las zonas o pesquerías de las aguas del Norte el bacalao y el eglefino sobre todo, presentan un estado de muy fuerte sobrepesca, con altísimas mortalidades pesqueras varias veces superiores a las que deberían soportar en una explotación racional, lo que ha llevado a una evolución decreciente de las capturas y de la biomasa en la mar, a unos stocks reproductores de biomasa también decrecientes (lo cual indica inestabilidad y fuertes oscilaciones en los reclutamientos anuales) y a unos tamaños de ejemplares en las capturas cada vez más pequeños; y todo ello pesar de los sucesivos Reglamentos de TAC y cuotas y a las medidas técnicas de conservación que están en vigor desde 1983.

 

Podría pues decirse que la evolución de estas pesquerías, así como de algunas otras del Mar de Irlanda y Mar Báltico, evidencias un claro fracaso del sistema de gestión adoptado, bien sea por el propio sistema en sí, o bien por su deficiente aplicación práctica.


Pero en las pesquerías situadas en la zona Oeste de la llamada Europa azul, si se analizan los datos disponibles, la situación no semeja la misma, por lo que es preciso evitar generalizaciones al hablar de reducir las capacidades de pesca. 

En cualquier caso la Comisión, en vez de entrar a fondo en el análisis crítico del actual sistema de gestión por TAC y cuotas, que ha evidenciado una notoria falta de flexibilidad y serios defectos, (pero que es defendido eso sí por los países más del Norte), se limita a señalar una serie de puntos que estima fundamentales para garantizar la gestión y el control de las actividades de la pesca, pero manteniendo el sistema existente.

 

Anterior | Pág. 2 de 4 | Siguiente
ip en Twitter