Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter
¿Qué proponen en pesca PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos y BNG?

De la obviedad al idealismo: desgranamos los programas electorales ante las elecciones comunitarias

IP - 22 de mayo de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

El futuro FEMP 2021 - 2027, el objetivo de RMS en 2020, la aplicación factible del reglamento de desembarque o la negociación del futuro acuerdo pesquero con el Reino Unido y el proceso de transición post-brexit. Son algunas de las principales cuestiones sobre las que se tendrá que posicionar el próximo Parlamento Europeo, cuya configuración dependerá de los resultados electorales de los comicios del domingo. Curiosamente, muchos de estos puntos no forman parte de los programas electorales de los principales partidos políticos españoles que aspiran a lograr escaños para sus representantes. Otros, los abordan de manera indirecta. Y una vez más nos encontramos con promesas llenas de obviedades a favor de la sostenibilidad y la compatibilidad entre conservación y desarrollo del sector; y otras que podrían calificarse de idealistas. Hablamos de la histórica aspiración de modificar el criterio de estabilidad relativa o recuperar ayudas a la renovación de la flota. 

IP ha analizado los programas de los cuatro principales partidos nacionales (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos) así como el del BNG (Bloque Nacionalista Galego), debido al peso de la pesca en la comunidad gallega. En una primera lectura de los programas destaca el contraste en el tratamiento de la pesca entre los partidos históricos, socialistas y populares -con medidas o declaraciones ya conocidas-, frente a las formaciones de más reciente creación, como son Podemos y el partido liberal Ciudadanos, que proponen planteamientos más novedosos.

PSOE: UN PROGRAMA SIN PESCA

A pesar de la experiencia en el Parlamento Europeo, el PSOE no dedica ningún punto de su programa a la política pesquera común de manera expresa. Se limitan a garantizar que demandarán la necesidad de adecuar “los retos ecológicos de las tradicionales políticas europeas para que sigan garantizando rentas a nuestros agricultores, ganaderos y pescadores”. También demandan “estabilidad de precios y garantía y calidad de los suministros” y abogan por “la preservación de la biodiversidad terrestre y marina, y en las medidas para luchar contra el cambio climático”. Para “combatir” este desafío apuesta por la economía circular desde un enfoque transversal que implique a todas las políticas. Entre ellas, la pesquera.

PP: NO A LAS CÁMARAS A BORDO

El Partido Popular, que sí dedica un espacio propio a la pesca en su programa europeo, destaca su liderazgo en la tramitación del próximo FEMP al “lograr que el Parlamento Europeo pida un aumento del 10 por ciento del fondo hasta alcanzar los 7740 millones de euros”. Los populares defienden en su programa el mantenimiento de las ayudas a las paralizaciones temporales de la flota y se muestran “contrarios” a la introducción de “requisitos muy restrictivos para las ayudas a las paralizaciones definitivas”, sin especificar cuáles deberían ser los necesarios.

El PP defiende además un “tratamiento específico” para la flota artesanal y considera necesario lograr una mayor homogeneización en la política de control de la pesca. Precisamente en este punto llama la atención su rechazo a una de las posibles soluciones tecnológicas a debate en Europa para garantizar el cumplimiento del reglamento de descartes: las cámaras a bordo. Literalmente, el PP quiere “restringir la introducción de un sistema de vigilancia de los descartes mediante cámaras de televisión y evitar que las medidas de control de la actividad pesquera ocasionen un fuerte aumento de la carga administrativa y del coste para la pequeña flota costera”. Por último, los Populares se posicionan a favor de “seguir impulsando la consecución de acuerdos de pesca con terceros países, tan importantes para la flota española y europea".

PODEMOS: UN NUEVO CRITERIO DE REPARTO Y DEFENSA DE LA COGESTIÓN

En su línea ideológica ya conocida, Podemos demanda un reparto de cuotas “más justo”. La formación violeta impulsará una nueva evaluación de la distribución del esfuerzo pesquero que “implique un reparto justo de las cuotas de pesca según criterios científicos independientes y transparentes”. Para la formación de izquierdas se deben garantizar “márgenes razonables y suficientes de ingresos dignos a los productores y productoras, así como un acceso al reparto en condiciones de equidad y sostenibilidad social y económica”. Podemos demanda una nueva definición de “pesca artesanal” que permita articular medidas de fomento de la economía de las comunidades costeras. A nivel de gestión, la formación morada apuesta decididamente por la cogestión, mientras que en cuanto a la política de acuerdos pesqueros pide que sean “justos y comprometidos con los derechos humanos. “La adopción de este tipo de acuerdos pondrá fin a prácticas social y medioambientalmente dudosas que se cobijan bajo su paraguas para realizarse en aguas internacionales”, denuncia.

Por último, Podemos apoyará medidas frente a la contaminación, debido al impacto que tiene para el marisqueo, así como “incrementar el esfuerzo investigador”, que permitirá mejorar el conocimiento sobre la incidencia de la contaminación, los microplásticos y el cambio climático en los stocks pesqueros, la evolución de las especies y el estado de los ecosistemas. Solo así, cree, será posible implementar medidas eficaces para asegurar “el futuro de nuestro sector y nuestro territorio”.

CIUDADANOS: SALIDAS A LOS DESCARTES 

Al igual que Podemos, Ciudadanos dispone de una hoja de actuaciones en materia pesquera, dentro de su línea de acciones en política comunitaria. La formación naranja se compromete a “facilitar la obligación de desembarque”, con el fin de que el sector pueda comercializar sus productos en otros mercados. Al respecto, defiende una mayor inversión en los puertos para que los pescadores españoles puedan dar salida a estos productos en sectores como las harinas de pescado o la elaboración de productos farmacéuticos. Al igual que Podemos, desde Ciudadanos defienden una nueva definición de pesca artesanal más ambiciosa. “Defenderemos la adopción de una definición común europea para la pesca artesanal y de pequeña escala que dé más importancia a criterios de sostenibilidad y de innovación, y no sólo de tamaño de los buques, para apoyar las prácticas artesanales de nuestras comunidades pesqueras”, esgrime el programa.

Con relación a la financiación, Ciudadanos plantea trámites “más accesibles y sencillos” para el próximo FEMP, que deberá primera la sostenibilidad y la innovación. “Impulsaremos la financiación de proyectos para la introducción de técnicas pesqueras innovadoras y selectivas”, apunta. Por último, Ciudadanos aboga por trabajar por mejorar la trazabilidad de los productos pesqueros, dando más información a los consumidores sobre el origen de los productos que consumen “para combatir la competencia desleal de productos de baja calidad”.

BNG: GALICIA, ZONA ALTAMENTE DEPENDIENTE DE LA PESCA 

El BNG, Bloque Nacionalista Galego, considera que ha llegado el momento de “establecer un nuevo estatus institucional para Galiza en la UE en materia pesquera”. Así, demandará con carácter urgente que se reconozca formalmente el carácter de “Zona Altamente Dependiente de la Pesca”. Esta denominación permitiría lograr el derecho de “decisión y objeción” ante las autoridades europeas. El Bloque también demanda que ser respeten las competencias propias en la pesca de bajura, marisqueo y comercialización”, y aboga por la derogación del “Principio de estabilidad Relativa”. En cuanto al FEMP, el BNG defenderá el fin de la prohibición de la UE a programas de renovación y modernización de la flota gallega por “motivos productivos, de calidad de vida a bordo y mismo de seguridad marítima”.

ip en Twitter