Boletín de noticias

Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP

Pinche aqui para sucribirse

  • Follow IPesqueras on Twitter
Merluza, gallo o bacalao no tendrán aranceles

El Reino Unido gravará con una media del 11 % la importación de pesca pero mantiene a “0” las especies más importantes

IP - 13 de marzo de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La posibilidad de un `brexit´ duro el próximo 29 de marzo gana puntos. Ayer el Parlamento Británico rechazaba por segunda vez el acuerdo de salida a pesar de las medidas de clarificación sobre la frontera con Irlanda del Norte pactadas entre el Gobierno de Theresa May y la Comisión Europea a última hora del lunes. Y hoy mismo se votará la decisión de seguir adelante con un `brexit´ sin acuerdo. Ante este escenario, el Gobierno británico acaba de dar a conocer lo que esto supondría para el comercio de bienes y servicios de las empresas británicas con los todavía socios europeos.

El HM Treasury -Ministerio de economía- ha publicado el Régimen arancelario temporal que regirá el la importación de productos por parte del Reino Unido “diseñado para minimizar los costes para las empresas y los consumidores al tiempo que protege las industrias vulnerables”, dice el Gobierno. La pesca, como era de esperar, está en este grupo.  Aunque varía por especies y presentaciones, las empresas británicas tendrían que abonar un 11,9 % de media en concepto de tasas a la importación de determinados productos del mar procedentes de la UE, entre los que se encontraría la carne de rape congelada (picada o no), un 7,5 %; la gamba de género Penaeus, un 12 % o los crustáceos con o sin concha, otro 12 % (excepto langosta, langostino, cangrejo o cigalas). También tendrán arancel determinadas conservas de atún de un 24 %. Estos aranceles temporales a la importación del Reino Unido no se aplicarán a las mercancías que cruzan desde Irlanda hacia Irlanda del Norte, explica la administración británica.

El esquema de aranceles presentado hoy está diseñado para minimizar los costes para las empresas y los consumidores al tiempo que protege las industrias vulnerables

El Gobierno justifica la repentina publicación de estas tarifas temporales -tendrían una vigencia inicial de 12 meses, durante los cuales se analizaría el impacto de las nuevas tarifas- para “asegurar” que los parlamentarios estén “completamente informados” antes de la votación de hoy.  Se ha optado por un modelo mixto, donde el 87 % de las importaciones permanecerían libres de aranceles mientras que el 13 % restante serían gravadas. Es una “modesta liberalización de los aranceles”, indica el Gobierno.

George Hollingbery, responsable de Política Comercial del Departamento de Comercio del Gobierno Británico, insiste en que “nuestra prioridad es lograr un acuerdo con la Unión Europea, ya que esto evitará la interrupción de nuestras relaciones comerciales globales. Sin embargo, debemos prepararnos para todas las eventualidades”. “Si nos vamos sin un acuerdo, estableceremos la mayoría de nuestros aranceles de importación en cero, al tiempo que mantendremos los aranceles para las industrias más sensibles”, explicó. El Gobierno habla de un enfoque basado en el “equilibrio”, que ayudará a “respaldar los empleos en el Reino Unido y evitar posibles aumentos de precios que afectarán a los hogares”.

Aplicar el actual régimen de aranceles externos a la UE supondría imponer nuevos aranceles a las importaciones de la UE, elevando los precios para los consumidores e interrumpiendo las cadenas de suministro empresariales

Estos aranceles se aplicarían por igual a todos los demás socios comerciales, a excepción de aquellos con los que exista un acuerdo de libre comercio vigente. El Gobierno indica aplicar el actual régimen de aranceles externos a la UE supondría imponer nuevos aranceles a las importaciones de la UE, elevando los precios para los consumidores e interrumpiendo las cadenas de suministro empresariales. En cambio, “si mantuviéramos totalmente los aranceles cero con la UE, también tendríamos que extender esto al resto del mundo debido a las normas de la OMC. Esto minimizaría la interrupción del comercio de la UE, pero abriría el Reino Unido a la competencia de otros países, incluidos aquellos con prácticas comerciales desleales”. Por último, Londres recuerda que este régimen de aranceles temporales del Reino Unido no afecta a su capacidad para implementar medidas comerciales correctivas para proteger a las empresas del Reino Unido de prácticas comerciales desleales como el "dumping".

Las principales especies que faenan tanto la flota española como la europea quedarían exentas de arancel. Algunas de ellas son la merluza, bacalao, tiburones o pescados azules como la caballa, sardina o jurel. La lista completa de especies se puede consultar aquí, aquellos productos que no están reflejados no tendrán arancel.

ip en Twitter