Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

El cerco gallego prevé que 2019 será un año complicado tras la rebaja de la caballa

IP - 7 de enero de 2019 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

El optimismo que transmitió el Consejo de Ministros de Pesca, con una subida generalizada de cuotas, contrasta con las previsiones que pone sobre la mesa el cerco gallego. Acerga asegura que 2019 será un año “complicado” tras la rebaja de la cuota de caballa de un 20 %. “Nos complica la vida”, resume a Industrias Pesqueras el portavoz de la asociación, Andrés García. El cerco gallego da trabajo directo a 1500 personas.

El cerco dirige su actividad sobre peces pelágicos, principalmente la caballa, jurel, sardina y bocarte (anchoa). García asegura sobre la sardina que “si se puede pescar” será “testimonial”, después de que el IEO avisase de que esta especie atraviesa su peor situación en las últimas cinco décadas. La última campaña de la sardina cerró en julio, 21 días antes de lo previsto, y se autorizó una segunda campaña entre agosto y octubre, que finalmene se cerró en la primera semana de septiembre.

Sobre el bocarte para la zona IXa (de Fisterra al Golfo de Cádiz) no habrá cuota a pesar de que “ahora tenemos abundancia” y del caballón (Scomber japonicus), no sujeto a cuota, “bajó la pesca”. Estas dos especies sirvieron de refugio para el cerco en los últimos años, en los que llegó a acampar ante la Xunta para reclamar soluciones  para las escasas cuotas que recibían en el reparto.

La única parte positiva a la que se aferra el cerco gallego es el incremento de cuota del jurel y la de anchoa del cantábrico. En el área IXa se elevó un 69,2 % la cuota de jurel hasta las 24 324 toneladas y en la VIIIc un 17,9 % hasta las 16 895 toneladas. A pesar de este incremento, García asegura que los incrementos no son suficientes para paliar los descensos y carencias de las demás especies. Sobre la anchoa del cantábrico (VIIIc), que mantiene la cuota del año pasado, García destaca que hay recursos para todos los barcos que acuden a faenarla.

ip en Twitter