Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

La comisión de pesca del PE pide simplificar el nuevo reglamento de control de la pesca

IP - 29 de noviembre de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La Unión Europea quiere un nuevo reglamento del control de la pesca que solucione las carencias del vigente. Fundamentalmente, hay una ausencia de armonización normativa y punitiva entre países. También se pone sobre la mesa el lenguaje jurídico que, a juicio de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo, debe simplificarse para evitar diferentes interpretaciones entre países y para que los pescadores puedan consultarlo con normalidad.

Estas fueron las principales conclusiones de la reunión celebrada el martes de la comisión de pesca (Pech) del Parlamento Europeo, en la que expertos en pesca y medioambiente añadieron sus opiniones sobre qué debe mejorarse sobre esta norma.

La Comisión Europea presentó en mayo una propuesta legislativa que no convence al sector pesquero y las ONG piden más control. La europarlamentaria Isabelle Thomas destacó algunos de los defectos del actual reglamento, como que está escrito es condicional “los países “tienen la posibilidad de” pero “no estaban obligados a”, por lo que cada estado miembro podía interpretar el reglamento de forma diferente, lo que da a los pescadores una sensación de injusticia” y sobre el texto en sí propuesto por la Comisión, destacó que “el aspecto denso, laberíntico y complejo del reglamento no permite a los pescadores una interpretación sencilla y fácil.”

Kenn Skau Fischer, portavoz de DKFish (asociación de pesca danesa), resaltó que para la Comisión la simplificación se hará “sustituyendo los sistemas de papel por electrónicos, mediante la transmisión de datos de todos los buques sea cual sea su tamaño, y se dedica especial atención a incorporar a la flota costera en el sistema de control por esos medios, y se amplía también a la flota de pesca recreativa”. Sobre esto, el portavoz de DKFish explicó que “nos quedamos preocupados porque hay algunos elementos que no solo van a aumentar el coste para estos buques, hará que sea para ellos más difícil pescar; la Comisión sugiere un paquete para el control de buques de 12 metros que me parece excesivo”.

Sobre los descartes, Skau Fischer señaló que “equipar un porcentaje mínimo con sistemas de cámaras de seguridad, quizás si el objetivo de la PPC fuera el control de las pescadores sería legítimo, pero no es así; la propuesta no da respuesta a los problemas jurídicos y éticos”. También apuntó que es necesario encontrar “un equilibro correcto en las sanciones, entre reglas que se entiendan bien, disuasión e incentivos; un sistema justo”.

Guillaume Le Priellec, Committee of Fisheries and Ocean Farming of Morbihan, France, presentó la aplicación electrónica Telecapeche, creada en Francia en 2014 y orientada a los pescadores de bajura. Estos pueden incorporar cada día en la base de datos el número y zona de captura, el arte de pesca empleado y hacer anotaciones sobre si ha encontrado algún tipo de problema (como contaminación o vertidos). La aplicación es usada actualmente en Francia, Reino Unido y Bélgica y desde la administración francesa se negocia su uso con Francia y Chipre. La aplicación también permite a los pescadores hacer gráficos de su evolución de capturas y está conectada con los sistemas de los gestores pesqueros, que pueden tomar decisiones sobre vedas o controles con datos actualizados diariamente. Esta aplicación tiene un coste de 15 euros al año para los pescadores.

VERSIÓN DE LAS ONG

Elisabeth Druel, de ClientEarth, presentó una declaración realizada de forma conjunta por ONG como WWF, PEW, Oceana y EJF entre otras.

En este documento dan el visto bueno a la propuesta de la Comisión para embarcaciones artesanales. El texto “requeriría la instalación de dispositivos de rastreo compactos en buques de pequeña escala para monitorear sus posiciones en el mar. Los recientes avances en tecnología han hecho que estos dispositivos sean asequibles, con un bajo consumo de energía y coste de mantenimiento. Estos rastreadores de ubicación aumentarían la seguridad de los pescadores en pequeña escala, ya que su ubicación se comparte en tiempo real con las autoridades de control. Las pruebas en embarcaciones de pequeña escala, incluso en Europa, han demostrado que tales dispositivos no socavan el funcionamiento seguro de las embarcaciones o sus artes de pesca, ni obstruyen a los pescadores en sus actividades”, destacan las ONG.

Las organizaciones también proponen ampliar las exigencias del comercio de pescado dentro de la UE a las importaciones con el fin de combatir la pesca IUU. “Es esencial que se requiera información clave para las importaciones, como el número de identificación único del barco, el método de pesca y el área de captura exacta. Dado que esta información ya es necesaria dentro de la UE y para los buques de la UE, ampliarla a las importaciones también nivelaría las condiciones para una competencia leal. Además, las ONG apoyan la creación de un sistema de TI y la digitalización del proceso de control de importación para permitir que los Estados miembros intensifiquen sus controles asegurándose de que los documentos emitidos para la importación de pescado se examinen de manera más rápida y exhaustiva sobre la base de criterios de riesgo comunes”, reclaman las ONG.

Las organizaciones opinan que también “debería permitirse a la EFCA realizar inspecciones tanto dentro como fuera de las aguas de la UE y, a fin de mejorar el análisis, intercambio y coordinación de los datos de los Estados miembros relacionados con su control y esfuerzo de aplicación”.

Por último las ONG defienden el uso de dispositivos electrónicos o cámaras de vigilancia de circuito cerrado para controlar la aplicación de la prohibición de descartes.

ip en Twitter