Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter

La Comisión Europea plantea más controles para verificar la prohibición de los descartes

IP - 10 de octubre de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

El Parlamento Europeo acogió ayer una audiencia pública sobre el estado de la cuestión de la obligación de desembarque (también conocido prohibición de los descartes) que entrará en vigor para todas las especies sometidas a cuotas a partir del 1 de enero de 2019. En el debate quedó patente la falta de datos sobre los niveles de descartes de las pesquerías europeas y de soluciones para poder acometer de forma eficaz esta norma que recogió la Política Pesquera Común en 2013. Todas las partes (eurodiputados, comisionados, armadores y científicos) reconocieron que se habían esperado más progresos de los finalmente logrados.

La portavoz de la Comisión, Elisa Roller, aseguró que solo se han ejecutado un 13 % de los Fondos Europeos Marítimo Pesqueros y que de los fondos concretos dedicados a pesca sostenible, menos de un 1 % se dedicaron a investigar la obligación de desembarque. Roller recordó a los parlamentarios que esta política no surge de la noche a la mañana y que "los Estados miembro han tenido cuatro años para adaptarse". Sobre las conocidas como especies de estrangulamiento (choke species), Roller aseguró que no hay datos de que ningún barco o flota haya visto paralizada su actividad aunque pidió al sector que remita toda la información al respecto. Sobre los datos, Roller aseguró que no se está “acatando” la orden de transmitir las informaciones sobre capturas y descartes “lo que hace más difícil el trabajo de los científicos y de la comisión”.

Para corregir esta situación Roller planteó la necesidad de nuevas medidas de control, “incorporado la propuesta de la comisión en lo que respecta a incorporar circuitos cerrados de televisión y sensores para verificar el cumplimiento de la obligación de desembarque”. El eurodiputado popular español Gabriel Mato arremetió contra esta medida y pidió buscar otras soluciones. “Tiene que haber acciones encaminadas resolver esta situación”, afirmó Mato.

Heather Hamilton, de ClientEarth, enunció los diferentes tipos de especies de estrangulamiento y las posibles soluciones. Por un lado citó aquellas especies de las cuales tiene poca cuota la flota de un país, y concluyó que una posible solución es cambiar el reparto dentro del Estado para evitar la paralización de la actividad. El segundo tipo serían aquellos países que tienen una cuota baja sobre una especie. En este caso Hamilton proponía cambiar el sistema de distribución de cuotas a nivel regional. El mayor problema lo plantean las especies para las que en general toda la Unión Europea tiene una cuota escasa, “es un gran reto”, citó la abogada medioambientalista, que propuso en todo caso mejorar la selectividad para evitar tener especies que desembarcar obligatoriamente en el puerto.

ip en Twitter