Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Pesquera Áncora invierte 30 millones en el "Lodairo", antiguo "Kirkella" de UK Fisheries

La Xunta pide a Bruselas que "reflexione" sobre las ayudas a la renovación

IP - 8 de agosto de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La Xunta de Galicia ha pedido a la Comisión Europea que “reflexione” sobre la posibilidad de que el próximo Fondo Europeo de la Pesca contemple medidas dirigidas a fomentar la renovación de la flota pesquera, al menos desde un enfoque social. En una visita al arrastrero “Lodairo”, recientemente adquirido por la bacaladera Pesquera Áncora a UK Fisheries (ambas pertenecientes al conglomerado alemán DFFU), la conselleira Rosa Quintana recordó que el buque -con 84 metros de eslora será el mayor arrastrero español- responde al modelo de unidad al que aspira la flota gallega y española en su proceso de renovación. “Este barco encaja con lo que proponemos en la reforma del FEMP a partir de 2020”, dijo al respecto de las prestaciones en cuanto habitabilidad y confort para la tripulación que incorpora esta unidad. Al respecto, recordó que el Comité de las Regiones de la UE respaldó un dictamen impulsado por Galicia dirigido a incluir en el FEMP financiación para nuevas unidades que apuesten por una mejora de las condiciones de habitabilidad, factor que será clave para garantizar la continuidad del sector en cuento al relevo generacional. La conselleira recordó que la flota no está pensando en un incremento de la capacidad pesquera, sino en una mejora de las condiciones de vida a bordo a través de camarotes más cómodos, baño privado y otras mejoras que pueden atraer a nuevos trabajadores a la mar. “La UE tiene que ser consciente de ello”, dijo.

“Las propias empresas son las que más están apostando por la sosteniblidad de la pesca, porque de otra forma no estarían dispuestos a seguir invirtiendo su capital en una actividad que no tuviera futuro”, dijo Quintana. Por eso “pido a la UE que reflexione, que todo el dinero que esté disponible a fomentar la actividad pesquera nos ayude de verdad a aplicarlo es estas medidas, que sí que son las únicas viables para que la gente joven apueste por la pesca”, apuntó.

Pesquera Ancora ha invertido 30 millones de euros en la compra de este buque, construido en 2015 en Tersan (Turquía). Hasta ahora operaba bajo el nombre de “Kirkella”, aunque tras ser adquirido adquirió el nombre provisional de “Marbella”. En estos momentos la empresa está realizando el proceso de abanderamiento ante la Administración y espera realizar su bautizo el próximo mes de septiembre con el nombre de “Lodairo”. Antes pasará por un astillero gallego -dadas sus grandes dimensiones necesitará un dique seco, por lo que será Metalships and Docks o bien Navantia Ferrol, según la armadora- para una puesta a punto. El objetivo es que entre en activo este mismo otoño.

Según Iván López Van der Veen, director general de Pesquera Áncora, la adquisición de este buque “es una apuesta muy grande por el desarrollo tecnológico, pero la parte más olvidada cuando se habla de ID es la tripulación, que es la verdadera razón de ser de esta industria”. El Lodairo es una “apuesta por normalizar la vida del marinero en el mar. Queremos normalizar y dignificar la profesión para hacer posible que la gente se siga interesando por el mar y que Galicia siga siendo la región marinera que somos”, apuntó. Con el “Lodairo”, Pesquera Áncora finaliza su proceso de reestructuración de flota. Hace ocho años la empresa contaba con 8 unidades que pescaban en pareja. En 2016 se quedó tan sólo con una unidad, el “Nuevo Barca”, que ahora será reemplazado por el “Lodairo”. Con todo, la empresa presume de no haber reducido su plantilla en estos años. El buque, al igual que su predecesor, contará con os tripulaciones de unas 32 personas que se alternará en cada marea.

Más información en el número de septiembre de Industrias Pesqueras.

ip en Twitter