Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
La APV baraja obras de ampliación del "Mercado", donde se realiza la segunda venta

El sector vigués protesta por los nuevos horarios y la limitación de espacios impuestos en el nuevo reglamento de la lonja

IP - 4 de julio de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

El pasado lunes entró en vigor el nuevo reglamento que ordena los usos y actividades que se desarrollan en las instalaciones pesqueras del Puerto Pesquero de Vigo. El anterior código normativo databa de 1949 y el puerto urgía una actualización según apunta la APV. El año pasado, más de 161.590 toneladas de pescado pasaron por el Puerto de Vigo, sin contar con las concesiones. De ellas, 89.126 toneladas en fresco, según las estadísticas oficiales. Con el nuevo código, la APV pretende arrojar más luz sobre estas cifras, tanto en volumen como en valor, y convertir al puerto en paradigma de transparencia, control y lucha contra el fraude, ya sea fiscal como en términos de pesca INDNR. Pero hay más motivos para este cambio en las normas de ordenación y uso de O Berbés. Lo venía advirtiendo la APV en los últimos meses: el registro sanitario de la lonja de Vigo estaba en peligro porque la primera y la segunda venta no estaba separada de manera correcta. Es uno de los ejes de la reforma, que subsana este riesgo. A partir de ahora, la primera venta se limita a la lonja y se ha habilitado un “mercado” perfectamente separado, donde se realizará la segunda. Se regulan los horarios -la subasta comienza a las 5 y la segunda venta a las 5.30- y se formaliza el uso de la plataforma digital Gespescavigo. Desarrollada por la propia APV, abre el camino a la eliminación del papel en todos los trámites portuarios que van desde que el pescado llega a puerto -ya sea en buques o a bordo de camiones- hasta que sale de la terminal. A partir de ahora, todos los operadores deberán dejar constancia “digital” de todo el proceso a través de esta plataforma telemática de gestión de las transacciones de pesca fresca.

Con todo, la norma, que analizamos en profundidad en el último número de Industrias Pesqueras, no ha sido acogida con pleno consenso por parte de los usuarios. Aunque está en vigor desde el día 1, no fue hasta ayer martes cuando se pudieron ver las implicaciones reales del nuevo reglamento, dado que el volumen de negocio del lunes es reducido. Según fuentes del Berbés, los principales incidentes estuvieron relacionados con el nuevo régimen de horarios ya que el levantamiento de mercancía, a diferencia de cómo se hacía en el anterior reglamento, no se puede realizar hasta la subasta del producto -5.00 lonja, 5.30 mercado-, por lo que los compradores tuvieron ciertos problemas para poder abandonar la lonja con la compra y se vivieron ciertas aglomeraciones debido a la urgencia de “salir cuanto antes” con el producto adquirido. Los usuarios recuerdan que ya advirtieron de que este problema tendría lugar y advierten de que las consecuencias ya se están percibiendo: el producto no sale a tiempo de la lonja y no está llegando en hora a los centros de distribución fuera de Vigo. “Tenemos un problema de agilidad”, recuerdan los usuarios, que temen de que muchos compradores busquen alternativas fuera del Berbés. Según fuentes del Berbés, la APV ha podido comprobar estos problemas.

LA APV VALORA AMPLIAR EL “MERCADO”
Ya en el interior del “Mercado” -donde se produce la segunda venta-, los operadores explican que el espacio disponible no es suficiente. “A pesar de haber poco pescado, apenas nos podíamos mover”. La responsable de la terminal pesquera en la APV, Ana Ulloa, fue abucheada tal y como demuestra un vídeo circulado por las redes sociales y que ha llegado a la redacción de IP. La Autoridad Portuaria de Vigo lo ha reconocido, pero ha explicado que la situación de confusión duró “15 minutos”. Según la Autoridad hoy miércoles la jornada fue más tranquila -no dicen lo mismo los usuarios- y confía en que “poco a poco” la situación se normalice, sin cerrar la puerta a los cambios oportunos. Desde el Puerto reconocen que existe ese problema de espacio y hablan de una posible ampliación del mercado -la antigua lonja de grandes peces y de bajura- que pasaría por un mejor aprovechamiento del espacio disponible, el uso de concesiones en desuso y una mejor gestión del área de estacionamiento en la lonja. Los planes de ampliación serían “a medio plazo”, según ha informado la Autoridad Portuaria de Vigo. Usuarios y Puerto coinciden en que la norma implica un cambio de mentalidad. Entre los usuarios el descontento “es generalizado”. Para la APV, la “situación no podía continuar así”. Los usuarios no rechazan la apuesta por la transparencia, pero recuerdan que necesitan “toda la operatividad del mundo”.

Más información en el número de julio de Industrias Pesqueras, sólo para suscriptores de la revista. 

ip en Twitter