Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
La asignación de cuotas no se basará en derechos históricos

Reino Unido presenta un libro blanco de la pesca 'post-brexit' que desvincula acceso al recurso y acceso al mercado

ip - 5 de julio de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

"Pesca sostenible para generaciones futuras”. Bajo ese título, el Gobierno británico ha presentado el Libro Blanco de la pesca más allá del ‘brexit’, “un plan para una industria pesquera sostenible y rentable que regenerará las comunidades costeras y apoyará a las futuras generaciones de pescadores”, explica. El documento indica que el acceso a los mercados para la pesca se separará de la cuestión de las posibilidades de pesca y el acceso a las aguas. El acceso a las aguas y las oportunidades de pesca se negociará anualmente. “Esto es coherente con el enfoque de la pesca adoptado por otros estados costeros, incluido Noruega”, apunta el ejecutivo. Tanto la UE como el sector comunitario, recordemos, plantean que el acceso del Reino Unido a los recursos de las aguas de la UE estén vinculados al acceso al mercado británico de los productos comunitarios. 

Al margen de la Unión Europea, “el Reino Unido será un estado costero independiente y recuperará el control de las aguas y recursos naturales, así como la flexibilidad para negociar con otros países y garantizar que las poblaciones se pesquen de manera sostenible”, señala el ejecutivo británico que presentará un proyecto de Ley de pesca que le conceda al Reino Unido el control total de sus aguas y la capacidad de establecer oportunidades de pesca.

En particular, el documento expone cómo, como estado costero independiente, el Reino Unido tendrá la oportunidad de avanzar hacia una participación más "equitativa" de las oportunidades de pesca, reformando el sistema actual en el que los pescadores británicos “han recibido un trato precario basado en patrones de pesca de la década de 1970”. También propondrá un conjunto de medidas para mejorar la sostenibilidad de la industria pesquera, apoyando a la próxima generación de pescadores “a la vez que protege nuestro valioso entorno marino”.

La primera ministra Theresa May ha señalado que “como nación insular, nuestra industria pesquera es el alma de las comunidades costeras de todo el Reino Unido. He dejado en claro que, cuando salgamos de la UE, recuperaremos el control de nuestras aguas y nos aseguraremos de que no veamos a nuestros pescadores injustamente privados del acceso a otras aguas. Los planes establecidos demuestran el brillante futuro a medida que construimos la industria pesquera del Reino Unido para las generaciones futuras, al poner la importancia de un medio ambiente marino saludable en el centro”.

"UN MAR DE OPORTUNIDADES PARA NUESTRA INDUSTRIA"

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente Michael Gove ha añadido que “salir de la UE crea un mar de oportunidades para nuestra industria pesquera. Fuera de la Política Pesquera Común, podemos recuperar el control de nuestras aguas y revitalizar nuestras comunidades costeras. Podremos poner en marcha nuestros propios sistemas, convirtiéndonos en un líder mundial en la gestión de nuestros recursos mientras protegemos el medio ambiente marino. Trabajaremos en estrecha colaboración con todos los que estén interesados en esta importante industria para aprovechar al máximo esta oportunidad histórica”. Y ha reconocido que “si bien el Reino Unido seguirá respetando las normas de la Política Pesquera Común durante el período de implementación, a partir de 2020 negociaremos el acceso a las aguas y las oportunidades de pesca como un estado costero independiente”.

Para ello, el Libro Blanco establecerá una serie de métodos para explorar la asignación más justa de las oportunidades de pesca, como el apego zonal, que se basa en la distribución de las poblaciones de peces, en lugar de los datos históricos. Además, en él se recoge la política de descartes y que las embarcaciones solo puedan pescar en aguas británicas “si cumplen con nuestros altos estándares de sostenibilidad”, explica el gobierno británico.

El documento también se comprometerá a publicar una declaración anual que establezca la salud de las poblaciones de peces y sobre la base de la última evidencia científica. Del mismo modo, el documento describirá un nuevo enfoque para abordar las 'especies de estrangulamiento', uno de los mayores desafíos que enfrenta el sector pesquero y propondrá dos nuevos enfoques en Inglaterra: una reserva de cuota que podría utilizarse para compensar las especies de estrangulamiento, junto con un nuevo esquema para ayudar a los pescadores que no puedan encontrar una cuota para compensar sus capturas.

Además, como se establece en su Plan de Medio Ambiente a 25 años, el gobierno aplicará un enfoque ecosistémico para la gestión pesquera que minimizará los impactos en las especies no comerciales y el medio ambiente marino.

LAS REACCIONES DEL SECTOR 

Barrie Deas, CEO de la Federación Nacional de Organizaciones de Pescadores, ha aplaudido la iniciativa y ha señalado que “el Gobierno ha presentado una visión amplia para las pesquerías ‘post-brexit’ que es clara y convincente, y lo que es más importante, está alineada con el derecho internacional. Estoy seguro de que atraerá un amplio apoyo en la industria y el Parlamento.

El presidente ejecutivo de la Federación de Pescadores de Escocia, Bertie Armstrong, ha añadido que “el libro blanco consagra el elemento importante que hemos estado defendiendo para forjar un futuro sostenible para nuestra industria: permitir que el Reino Unido se convierta en un estado costero independiente, que se haga cargo de quién captura qué y dónde y resistir cualquier y todos los intentos de vincular el acceso a nuestras aguas para acceder al mercado de la Unión Europea”. 

ip en Twitter