Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Afectará a las especies demersales

El plan plurianual del Mediterráneo confirma una reducción en las posibilidades de pesca

IP - 8 de marzo de 2018 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

Casi dos años ha tardado la Comisión Europea en aclarar cuál sería la hoja de ruta para la recuperación de las pesquerías del Mediterráneo. La estrategia #MedfFish4Ever, de la que se empezó a hablar abril de 2016, recibe hoy un nuevo impulso el primer plan plurianual para las poblaciones del Mediterráneo occidental. La propuesta abarca únicamente las especies demersales, “fuente de importantes ingresos para el sector de la pesca en la región”, apunta Bruselas.

El plan afecta a especies como la merluza, salmonete de roca, gamba de altura, cigala, gamba roja del Mediterráneo y langostino moruno. Apuesta por simplificar la gestión de la pesca, siguiendo un único marco regulador. Así el plan se coordinará a escala de la UE y se aplicará a todos los arrastreros que operen en la región; cada año, basándose en dictámenes científicos. Será el Consejo el que decida el número máximo de días de pesca para cada categoría de flota por Estado miembro. Lo que sí se sabe es que en el primer año de aplicación se reducirá la actividad pesquera “dada la preocupante situación de la mayoría de las especies demersales”. El plan también contempla restringir la actividad de los arrastreros en los fondos marinos hasta 100 m de profundidad, entre el 1 de mayo y el 31 de julio de cada año, para proteger las zonas de reproducción y los hábitats sensibles; y se establecerá un marco de cooperación regional entre España, Francia e Italia; que deberán proponer medidas técnicas relativas a la obligación de desembarque.

Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, considera que el plan es “un paso más en el camino por lograr que la pesca en el Mediterráneo sea sostenible. Tenemos que actuar y tenemos que hacerlo urgentemente. Solo así podremos garantizar nuestro objetivo de una pesca que beneficie a los pescadores y a la economía en los años venideros”.

CAPTURAS UN 23 % INFERIORES DESDE EL 2000

Según los últimos datos disponibles, se calcula que en 2015 los buques españoles, franceses e italianos desembarcaron unas 100.000 toneladas de peces demersales, por un valor de 675 millones de euros. Una cifra inferior a la registrada en el inicio del siglo. Se estima que los desembarques se han reducido en un 23 % desde el año 2000. “A este ritmo, más del 90 % de las poblaciones evaluadas estarían sobreexplotadas para 2025. Si no se aúnan esfuerzos como prevé el presente plan, unos 1.500 buques correrían riesgo de aquí a 2025”, indica la CE, que con este plan pretende “restablecer estas poblaciones a niveles que permitan garantizar la viabilidad social y económica de los pescadores y los más de 16.000 empleos que dependen de la pesca”.

ip en Twitter