Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
España, Italia y Portugal sientan las bases de una futura interprofesional

Alianza de la industria transformadora del sur de Europa

IP - 5 de octubre de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin    

La industria transformadora y procesadora del sur de Europa ha dado un paso adelante para defender sus intereses en Bruselas. Lo hará con una interprofesional del sector que ha comenzado a gestarse a través de un convenio firmado en el marco de la feria Conxemar, que se celebra en Vigo. Las firmantes, las tres principales organizaciones del sector transformador -Conxemar (España); Alif (Portugal) y Assoittica Italia (Italia)- cooperarán, además, para impulsar el desarrollo, la promoción y la puesta en valor a nivel global del sector, así como avanzar en la armonización de la normativa en materia de seguridad alimentaria. El acto de firma del acuerdo contó con la participación de representantes de la administración española, lusa e italiana, y de las propias organizaciones firmantes, que coincidieron en la necesidad de “unir nuestras voces”, según indicó el presidente de Conxemar, José Luis Freire. Freire destacó, particularmente, la importancia de impulsar una estrategia compartida entre tres países pioneros en pesca y que comparten, para empezar, un fuerte ratio de consumo anual de productos pesqueros.

“Los consumidores deben ser los actores finales de nuestra actividad. Nuestros productos tienen una gran aceptación, pero necesitamos una explotación sostenible y ofrecer una información transparente”, indicó María Luisa Cortesi, de la Assoittica Italia. Sostenibilidad, innovación, calidad, seguridad alimentaria. Son algunos de los retos que, en opinión, afronta la industria transformadora. “Creemos que es posible alcanzar estos objetivos solamente a través de una colaboración efectiva entre los actores de la cadena alimentaria, extendiendo la experiencia adquirida y las dificultades aprendidas”, aseguró la portavoz italiana, quien destacó a su vez la importancia de prestar atención a las tendencias del mercado así como a los procesos regulatorios “que pueden ser diferentes en cada país”. Cortesi apuntó, por último, a la importancia de incrementar esfuerzos en investigación, clave para “luchar contra ataques injustificados, como las identificaciones de amenazas microbianas”, dijo.

Para Manuel Tarre, presidente de Alif, la asociación lusa, “no es justo” que una misma norma comunitaria tenga diferentes criterios de implantación en el conjunto de la UE. Además, reclamó una “actitud más clara en todo lo que es mercado exterior” y “generar una actitud de confianza de los consumidores que consumen nuestros productos.” Serán, como dijimos, algunos de los ámbitos de trabajo de este nuevo ente.

Apoyo de los gobiernos

La nueva interprofesional nace con el respaldo de los respectivos gobiernos de los países firmantes. Para Italia, “este acuerdo no es un resultados técnico, sino también político, que nos va a permitir compartir oportunidades”, dijo Marcella Bucca, del Ministerio de Política Agrícola y Alimentación, mientras que para Teresa Coelho, de la empresa pública Docapesca (Portugal); el pacto “va más allá de nuestro ámbito geográfico” al introducir un principio de “europeísmo”. “Estamos dando el paso que la propia UE demanda”, apuntó el secretario de Pesca de España, Alberto López-Asenjo. El portavoz del Mapama considera que esta interprofesional “materializa el compromiso de las asociaciones para trabajar a favor de una trazabilidad y una calidad de los productos de la pesca”. “

Tendencias de consumo

La jornada de lanzamiento de la nueva interprofesional contó también con la participación de la DG Mare, que presentó los datos de consumo extraídos del último Eurobarómetro, informe que ha confirmado la tendencia a la baja en el consumo de productos del mar en la UE, a pesar de que cada vez es mayor la percepción del pescado como producto saludable. La Comisión, consciente de esta contradicción, ha recomendado diferenciar para futuros estudios entre consumidores que conocen las propiedades del pescado, de aquellos que valoran o rechazan su sabor, para conseguir datos sobre tendencias más fiables. “Haría un llamamiento a la industria a que cambiaron la presentación, que cambien los productos para que satisfagan a estos consumidores”, recomendó Chiara Bacci, de la unidad de mercados y análisis económicos de la DG Mare. El Eurobarómetro ha confirmado la importancia en el origen y el valor de los productos pesqueros de proximidad y el reto del etiquetado, que sigue siendo complicado. El congelado sigue a la cabeza de la preferencia de los consumidores, mientras que,a diferencia de Europa, España sigue siendo reticente a los productos procesados listos para el consumo.

ip en Twitter