Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
VIII Conferencia Internacional del Atún de Anfaco

La industria reclama "dignificar la imagen del atún" en los lineales

IP - 13 de septiembre de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

El debate sobre el precio en el mercado de la conserva de atún y su uso como reclamo en los lineales, por debajo del precio de costo, ha sido una de las líneas de debate que ha marcado la celebración de la VIII Conferencial Mundial del Atún, organizada por Anfaco Cecopesca en Vigo. Esta situación se ha visto reflejada en las conclusiones del encuentro, en las que la industria insta a cerrar filas para “dignificar la imagen de las conservas de atún y su posicionamiento en el mercado”. El sector considera necesario “evitar la banalización en los lineales” y “posibilitar que -estos productos- ocupen el lugar que realmente le corresponde en la cesta del consumidor”, apunta el texto dado a conocer por la organización al cierre de las jornadas, que reunieron a más de 300 especialistas de 30 países diferentes. En total, el 90 % de la producción mundial de atún estuvo presente en el encuentro bienal de Anfaco Cecopesca.

El sector pide “dar más valor al atún a través de la inspiración, innovación y reputación” y recuerda que “debido a sus propiedades saludables y nutricionales” las conservas de atún no pueden ser un “commodity”. La organización del encuentro, que ha reunido al sector extractivo, transformador y distribuidor, reclama a las administraciones “apoyo” para que estos aspectos sean percibidos por “el consumidor, la distribución y la sociedad en general”. La forma adecuada para hacerlo sería a través de “campañas promocionales ambiciosas, impulsadas por la administración y cofinanciadas por el sector”. El sector plantea así aportar fondos para la puesta en marcha de acciones de promoción que logren “un impacto en el mercado que mejore el posicionamiento de las conservas de atún”.

Como petición reiterada, el sector ha vuelto a reclamar una competencia bajo el principio del “level playing field”, a fin de que se verifique el cumplimiento de las mismas normas por parte de cualquier operador y se garantice “un control efectivo respecto del cumplimiento de los principios de responsabilidad social corporativa en el ámbito social, laboral, medioambiental, de calidad y de seguridad alimentaria”. Es esencial, dicen, para que la industria atunera pueda ser sostenible desde la triple vertiente.

El sector ha destacado en las conclusiones del encuentro que el mercado comunitario de conservas de atún atraviesa un “claro proceso de liberalización comercial”, debido a las propias política comunitarias. En este punto, y para preservar su competitividad futura”, pide a la CE que “no distorsione el mercado con un acceso preferencial de conservas que no cumplen con las normas comunitarias. La industria también reclama a Bruselas que exija a los Estados miembro que “la máxima transparencia” en sus obligaciones con respecto a la pesca INDNR y demanda la puesta en marcha de una base de datos comunitaria que permita verificar los datos incluidos en los certificados de capturas para evitar una sobreutilización de los mismos”. Pero al tiempo que pide más control a las importaciones de conservas, el sector transformador también recuerda que “necesita disponer de un acceso suficiente al atún como materia prima” para garantizar su competitividad, aunque no se menciona expresamente el proceso de negociación de contingentes de lomo de atún sin arancel, que está en negociación y que es uno de los puntos de conflicto entre flota y conserveras.

Comercialización y tendencias

Tras un reputen meteórico desde el inicio de la crisis, el crecimiento de la marca de distribución parece haberse estabilizado. No se esperan grandes cambios al respecto, según apuntó el director comercial de la consultora IRI, Francisco Llorera, quien recordó a las marcas que para mejorar en competitividad deben aplicar una política moderada de precios, apostar por la diferenciación, invertir en medios y prestar atención a las tendencias de consumo, que en este ámbito pasan por la salud, la conveniencia y lo gourmet.

Florencio García, de Kantar Worldpanel, confirmó en su presentación que el modelo discount y el ecommerce son los motores de crecimiento de la distribución, por lo que animó a las empresas a tomar posiciones en el mercado digital porque, aunque en la actualidad su porcentaje sobre el total de ventas es limitado, será un canal clave en el futuro en el sector alimentario. “Estamos en una nueva era de la distribución, donde todos los operadores se están reinventando”, apuntó.

Operadores globales

El gigante Tahi Union estuvo presente en la conferencia a través de su director de sostenibilidad en Europa, Anthony R. Lazazzara, quien defendió una política de sostenibilidad basada en el triple eje social, ambiental y económico, no sólo en las plantas de procesado, también a bordo de los buques. “Necesitamos establecer estándares comunes”, indicó, reconociendo que es necesario ir más allá del Convenio 188 de la OIT para “establecer requisitos mínimos en cuestiones de derechos y salarios, seguridad e higiene”. El portavoz de la empresa dio detalles de su modelo de crecimiento sostenible y adelantó que Thai Union trabaja para lograr el sello MSC en 2020.

Por su parte, el director comercial de SPA International Food Group (Tailandia), el español Antonio Sánchez, se mostró “ofendido y preocupado” por las diferentes referencias realizadas durante el encuentro a la situación de la industria en el país asiático, en lo referido a prácticas ambientales y sociales en sus plantas. “No es justo compartir afirmaciones que no están contrastadas. Me siento orgulloso de lo que estamos haciendo en Tailandia”, dijo. En su intervención hizo, además, una defensa al papel que juega Tailandia en el suministro global. “Más que competidores, somos aliados”, indicó ante los continuos temores de la industria europea con relación a las importaciones de Tailandia. “Las exportaciones a Europa no son tan significativas como se piensa”, apuntó exponiendo cifras que indicaban que la UE es el tercer mercado tras EEUU y Oriente Medio, con 58.000 toneladas de media en los últimos cinco años, de las cuales 38.600 corresponderían a lomos. “¿Por qué se critican los métodos si al final se exporta tanta cantidad de lomo? Es una actitud hipócrita”, aseguró.

La jornada finalizó con la intervención de representantes de la industria de Latinoamérica. Olmedo Zambrana, director de Ceipa (Ecuador), hizo una defensa a la garantía de las normas de control, “no sólo cuando hay escasez”; mientras que Antonio Suarez, de Grupomar, expuso la evolución de la industria atunera mexicana, el reto que supuso el veto en Estados Unidos por el sello Dolphin Safe y el último logro con la consecución del sello MSC por parte de la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable, de la que Grupomar forma parte. Por último, Renato Bustamante, de Hayduk Alimentos (Perú), confirmó el interés creciente de Perú y la compañía por esta especie aunque reconoció que Europa es un mercado “difícil”, debido a su agresiva política de precios.

La conferencia contó este año con la presencia de dos ministros: el de Costa de Marfil, Kobenan Kouassi, y la ministra de Ecuador, Katuska Drouet.

ip en Twitter