Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
VIII Conferencia Internacional del Atún de Anfaco

Atún: un producto estrella que quiere ser sostenible en el caladero y el lineal

IP - 11 de septiembre de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

La conserva de atún es, y seguirá siendo, uno de los motores del mercado de productos del mar. Sus propiedades nutricionales, unidas a sus características de conveniencia y precio lo convierten en un súper-alimento, aunque el sector sigue batallando para lograr el level playing field en un mercado que debería acabar con la tendencia de utilizar el atún, por debajo de coste, como reclamo para el consumidor.

Fueron algunas de las ideas expuestas en la jornada inaugural de la VIII Conferencia Internacional del Atún, organizada por Anfaco-Cecopesca en Vigo. El encuentro, que reúne a más de 350 expertos de 30 países, aglutina hasta mañana al 90 % de la producción mundial de este producto. Por ese motivo, este año, el congreso dedica buena parte de su tiempo a analizar cómo y qué quiere el consumidor de atún, “el rey de la conserva de pescado”, según indicó Xavier Cross, responsable de Aecoc Shopper View.

El responsable de Aecoc expuso los resultados de una investigación realizada por el organismo, que concluye que el potencial del atún reside en su identificación como un producto que facilita la ingesta de una ración de pescado, con sus atributos nutricionales asociados, vinculados a los de comodidad, facilidad de almacejane y conservación. El 60 % de los españoles compra atún mensualmente. Es el producto del mar en conserva más consumido, se sitúa por delante del mejillón (éste se sitúa en segunda posición con un 38 % de compra mensual). Siete de cada 10 consumidores lo ingieren cada mes y su precio es fundamental en la compra. Hasta el 81 % de los encuestados por la plataforma Shopper View consideran que el precio influye en la adquisición. Así, la “promoción” se plantea como un driver de compra, lo cual tiene su reservo negativo.

Y es que el precio del atún, y su utilización como producto reclamo por parte de los distribuidores, se puso de nuevo encima de la mesa. Fue Juan Luis Alonso Escurís, director de operaciones de Jealsa-Rianxeira, el que advirtió del riesgo para el mercado que supone seguir viendo en los folletos de los supermercados packs de tres latas de atún, en aceite de oliva, a 99 céntimos. En una de las mesas de la mañana, dedicada a la competitividad de las empresas, el portavoz de Jealsa indicó que “en la distribución el atún es un reclamo que se vende a pérdida. No nos paramos a pensar que es una situación real, vemos que no pasa nada”, lamentó. “Esta situación empobrece el mercado, ya que es un recurso limitado, que está carísimo, a 2.600 dólares (la tonelada) y que se sigue vendiendo en estas condiciones”, advirtió. El portavoz de la conservera instó al conjunto de la industria a “asegurar la sostenibilidad” y a detener esta tendencia. “No debemos promocionar el consumo en base a precios que no son reales. Es una responsabilidad de todos”, dijo al público.

El atún y los millenials
El grupo de los millenials, jóvenes de hasta 35 años, ha encontrado en el atún uno de sus productos básicos, según Xavier Cross, de Aecoc Shopper View. El millenial, que ha vivido la crisis a través de sus padres, ha aprendido a no malgastar, evita el desperdicio alimentario -de ahí su reticencia a los frescos- y busca ante todo un producto práctico y económico. Por todo ello, el “atún es uno de los reyes en la cesta de la compra del millenial”, dijo. “Es un consumidor más consciente de su compra y de la información, argumenta sus elecciones y busca beneficios reales”, afirmó.

Ámbito institucional

La apertura institucional del encuentro puso en valor la conserva de atún como un producto “global” en el que España juega un papel estratégico. Según datos facilitados por el secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, España se sitúa como séptimo productor mundial por lo que el consumo debe ser visto, dijo, como “futuro de garantía”. El portavoz del Mapama destacó el dinamismo de la industria, que en los últimos meses ha visto nacer el Plan Estratégico de la Industria Conservera gallega, o iniciativas de sostenibilidad de la flota, como la puesta en marcha por Opagac a través de su sello Aenor, que sitúan a España “en el rango que debemos tener, en el de líderes”, dijo.

“La conserva en Galicia, España y Europa tiene un futuro brillante”, apuntó el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien puso en valor los ejes de calidad, valor añadido y promoción sobre los que se asienta el plan estratégico impulsado por el Gobierno gallego para el sector conservero regional. La administración, dijo, seguirá trabajando en impulsar la innovación y la competitividad de la industria en el periodo 2017-2020, para el que reserva 96 millones en ayudas.

Con 5 millones de toneladas de producción anula de media, “el atún es el pescado favorito en el mundo”, apuntó Jesús M. Alonso Escurís, presidente de Anfaco-Cecopesca, quien reclamó “una mejor aplicación de los niveles de control de vigilancia sobre la explotación” como elemento clave “para ser líderes en el mercado. La conferencia continuará mañana con mesas de debate dedicadas a la evolución y las demandas de la distribución; la situación de la industria atunera en el mercado global; o la coyuntura en las Américas, y su papel en el ámbito mundial.

ip en Twitter