Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Europeche pide en el PE menos burocracia

Un FEMP a la medida del sector

IP - 8 de septiembre de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

La aplicación del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero, FEMP, “no está funcionando”, y buen parte de la culpa se debe a la burocracia comunitaria. Lo ha denunciado el sector comunitario agrupado en Europeche en una jornada celebrada en el Parlamento Europeo, donde ha pedido más flexibilidad y que las ayudas permitan financiar nuevas construcciones o paralizaciones definitivas. El sector considera que es ahora, cuatro años después de su aprobación, cuando esta herramienta de financiación empieza a ser utilizada, según indicó el presidente de la patronal, Javier Garat.

A invitación de la europarlamentaria Clara Aguilera y acompañado por Pedro Maza, vicepresidente de Cepesca y presidente de FAAPE, y María José de Pazo, en representación de ORPAL (Organización de Productores de Pesca de Palangre), el presidente de Europêche, Javier Garat, ha solicitado en esta Audiencia Pública en el Parlamento Europeo (PE) organizada por el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), una "serie de cambios" de cara a la nueva asignación de los mismos en 2020. 

Las razones de este mal desempeño del FEMP están en su origen, según el sector. Así, la industria culpa al retraso en la aprobación del propio Reglamento del fondo, en el excesivo tiempo para preparar programas operativos por parte de los estados miembros de la UE, en los problemas para publicar las convocatorias y, por último, en las excesivas trabas burocráticas con las que se encuentran los organismos intermedios de gestión. Según Garat “existe demasiada burocracia, muchos controles y mucho miedo por parte de los gobiernos a meter la pata, lo que se traduce en que el sector no está recibiendo los fondos a tiempo ni en cantidad suficiente para poder desarrollar los proyectos necesarios. Se hace imprescindible la simplificación”.

Por ese motivo, y de cara a la definición y asignación del nuevo FEMP en 2020, Garat ha expuesto una serie de puntos que el sector pesquero considera han de tenerse en cuenta. En primer lugar, un fondo específico de pesca, con mayor dotación presupuestaria que la actual y con mucha menos burocracia, que permita la utilización completa del mismo. Igualmente, reclamó que los programas operativos flexibilicen los mecanismos de fina nciación, tanto de ayuda directa a fondo perdido, como los instrumentos financieros (préstamos, avales, garantías, etc.)

Garat también ha apuntado la necesidad de que se puedan aprobar tanto proyectos pequeños como grandes, con una dotación económica “importante”, incluyendo, por ejemplo, los necesarios para mejorar la selectividad de las artes de pesca que permitan la adaptación a la obligación de desembarque. Europêche ha pedido también el apoyo decidido a los planes de producción y comercialización de las Organizaciones de Productores (OPP), así como a aquellas acciones que puedan llevar a cabo los Grupos de Acción Local. En opinión de Garat, el FEMP debe fomentar también la colaboración del sector con los científicos, potenciar la innovación y el desarrollo tecnológico, y promover la colaboración entre las empresas pesqueras.

Paralizaciones y renovaciones

La industria también ha reclamado ayudas relacionadas con la capacidad pesquera y que, en los casos en los que sean necesarias medidas para la reestructuración de las flotas en desequilibrio, se permitan ayudas por paralización definitiva. Por otra parte, y en los casos de flotas en equilibrio, como las pesquerías en Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) o empresas económicamente viables, Garat considera que debería plantearse una estrategia de renovación y modernización de la flota comunitaria, cuya edad media es de 22,6 años de antigüedad; así como flexibilizar las normas aplicables a nuevas construcciones y modernizaciones.

ip en Twitter