Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Proyecto GloFouling

¿Cómo evitar la propagación de especies a través de los cascos de los buques?

IP - 11 de agosto de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Una vez abordada la problemática de las aguas de lastre, ¿qué pasa con los organismos que se adhieren a los cascos?. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial ha aprobado un nuevo de proyecto global que abordará la que es una de las mayores causas de las propagación de especies acuáticas invasivas. Bajo el nombre de proyecto GloFouling –una colaboración entre el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización Marítima Internacional (OMI)- el proyecto abordará la transferencia de especies acuáticas producida por la contaminación biológica, es decir, la acumulación de organismos acuáticos en las estructuras y la superficie del casco que se encuentran por debajo de la línea de flotación.

El proyecto se centrará en la implantación de las Directrices de la OMI para el control y la gestión de la contaminación biológica de los buques, que facilitan orientaciones sobre cómo reducir la transferencia de especies acuáticas invasivas. La OMI subraya que las invasiones biológicas marinas tienen repercusiones socioeconómicas y medioambientales significativas que pueden a su vez afectar a las pesquerías, la maricultura, y la infraestructura costera, entre otros, poniendo en peligro finalmente los medios de vida de las comunidades costeras.

El proyecto toma el relevo a la iniciativa GloBallast del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Organización Marítima Internacional (FMAM-PNUD-OMI), que tuvo como objetivo crear capacidad para implantar el Convenio sobre la gestión del agua de lastre, que entra en vigor el próximo mes de septiembre. Este Convenio se ocupa de la transferencia de especies potencialmente invasivas a través del agua de lastre de los buques.

Stefan Micallef, director de la División del medio marino de la Organización Marítima Internacional, considera que “abordar las incrustaciones del casco del buque es un paso fundamental para proteger la biodiversidad marina”. Además, el tratamiento de incrustaciones en los cascos para reducir los organismos acuáticos tiene el beneficio adicional de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, dado que se reduce también la resistencia de los buques.” La iniciativa cuenta con un presupuesto de 6,9 millones de dólares.

ip en Twitter