Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Se podrán conceder ayudas sin necesidad del visto bueno de la Comisión Europea

Europa simplifica el procedimiento de inversión en puertos y regiones ultraperiféricas

IP - 18 de mayo de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

La Comisión Europea ha aprobado nuevas normas sobre ayudas estatales que excluyen del escrutinio previo de la Comisión determinadas medidas de ayuda pública destinadas a los puertos y aeropuertos, la cultura y las regiones ultraperiféricas. El objetivo perseguido es facilitar la inversión pública en favor de la creación de empleo y el crecimiento, protegiendo al mismo tiempo la competencia.

La comisaria Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia, ha explicado que conesta simplificación “queremos garantizar que las empresas puedan competir en igualdad de condiciones en el mercado único y queremos hacerlo con la mayor eficiencia posible. Las normas sobre ayudas estatales de la UE son las mismas para todos los Estados miembros". Los cambios aprobados ahorrarán a estos últimos tiempo y problemas a la hora de invertir en los puertos y aeropuertos, la cultura y las regiones ultraperiféricas de la UE, protegiendo al mismo tiempo la competencia. Permitirán asimismo a la Comisión centrar su atención en aquellas medidas de ayuda estatal con mayor impacto sobre la competencia dentro del mercado único, "concediendo a cada cosa la importancia que merece realmente en beneficio de los ciudadanos europeos en su conjunto".

Según explica la Comisión, el “Reglamento general de exención por categorías” de 2014 autorizó a los Estados miembros a aplicar una amplia gama de medidas de ayuda estatal sin necesidad de obtener la autorización previa de la Comisión, al ser poco probable que provoquen un falseamiento de la competencia. Como consecuencia de ello, en la actualidad alrededor del 95 % de las medidas de ayuda estatal aplicadas por los Estados miembros no están sujetas a autorización (lo que representa, colectivamente, un gasto anual aproximado de 28.000 millones de euros).

La Comisión ha ampliado ahora el ámbito de aplicación de este Reglamento a los puertos y aeropuertos, a raíz de dos consultas públicas. Por lo que respecta a los puertos, los Estados miembros ya pueden efectuar inversiones públicas de hasta 150 millones EUR en los puertos marítimos y de hasta 50 millones EUR en los puertos interiores con plena seguridad jurídica y sin control previo por parte de la Comisión. El Reglamento autoriza a las autoridades públicas a financiar los costes de dragado en los puertos y las vías navegables de acceso los mismos.

La Comisión también ha simplificado en beneficio de las autoridades públicas el procedimiento de compensación a las empresas por los costes adicionales en los que incurren cuando operan en las regiones ultraperiféricas de la UE, habida cuenta de los retos específicos a los que se enfrentan, como por ejemplo su lejanía y su dependencia de la comercialización de un número de productos limitado.

La iniciativa tiene por objeto reducir, en el marco del programa adecuación de la reglamentación y eficacia de la legislación de la UE (REFIT) de la Comisión, las cargas administrativas que soportan las autoridades públicas y otras partes interesadas. Forma parte del esfuerzo de la Comisión por centrar el control de las ayudas estatales, en beneficio de los consumidores, en aquellos casos de mayor envergadura que tengan un impacto significativo sobre la competencia en el mercado único. Complementa diversas iniciativas adoptadas por la Comisión en los últimos dos años a fin de modernizar la aplicación de las normas sobre ayudas estatales. El objetivo de estas iniciativas es facilitar en mayor medida la inversión pública en apoyo de nuestros objetivos comunes en materia de empleo y crecimiento, clima, innovación y cohesión social, concluye la Comisión.

ip en Twitter