Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Investigación internacional coordinada por la Universidad de Cádiz

El Ártico no se libra de los microplásticos

IP - 21 de abril de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

Por si situación remota y poco poblada, se pensaba que el océano Ártico estaba libre de microplásticos, uno de los contaminantes marinos que mayor amenaza representan para la biodiversidad de los mares. Hasta ahora. Porque un equipo internacional de investigadores, liderado por la Universidad de Cádiz y con participación de Azti, han concluido que sí, que en el Ártico también hay microplásticos: unas 400 toneladas, concentradas en los mares de Barents y Groenlandia -de manera similar a lo que sucede en los giros oceánicos y mediterráneos- y en menor medida en el resto de áreas. Sin embargo, uno de los grandes descubrimientos del trabajo, que ha sido publicado en Science Advances, es que ha permitido describir el transporte de estos materiales a través del Atlántico, hasta llegar al Ártico. Se produce, en concreto, a través de la circulación termohalina.

El equipo liderado por Andrés Cózar, investigador de la Universidad de Cádiz, en el que ha participado Xabier Irigoien, investigador de AZTI e Ikerbasque, ha realizado un estudio que pone de manifiesto que se trata de un problema de “magnitud global”, situación a la que se ha llegado en pocas décadas. “Todavía se desconocen los efectos que la contaminación por plástico está teniendo en nuestros mares y océanos, pero lo que sí se sabe es que sus efectos se sentirán a gran escala”, explica.

Oihane C. Basurko, investigadora principal del proyecto europeo LIFE LEMA, que orienta a las autoridades locales en la adopción de un enfoque sostenible para mantener la costa limpia, señala que “los resultados de esta investigación hacen todavía más relevante la necesidad de desarrollar herramientas para la gestión y eliminación de los residuos plásticos lo más cerca posible de los puntos de origen, puesto que una vez que entran en la circulación general del océano su destino final e impacto son incontrolables”.

ip en Twitter