Boletín de noticias
Regístrese de forma gratuita para recibir periódicamente el boletín de noticias (Newsletter) de IP
  • Follow IPesqueras on Twitter
Seguridad, empleo y biodiversidad son los ejes de la acción

La cuenca mediterránea se alía para implantar un modelo de crecimiento "azul"

IP - 20 de abril de 2017 Compartir en Facebook Compartir en Twitter    

La recuperación del Mediterráneo no sólo afronta un reto medioambiental en cuanto a la necesidad de devolver la sostenibilidad a sus aguas. También es un desafío alcanzar el compromiso necesario entre todos los estados de la cuenca en que adoptar medidas de acción, y garantizar su cumplimiento, es vital. Ahora, la Comisión Europea ha dado un paso adelante al respecto, tras poner en marca una iniciativa nueva para el desarrollo sostenible de la economía azul en la región del Mediterráneo occidental, un área que abarca centros económicos como Barcelona, Marsella, Nápoles y Túnez, y también incluye destinos turísticos como las Illes Balears, Sicilia o Córcega. Esta iniciativa permitirá que la UE y sus países vecinos puedan trabajar juntos para mejorar la seguridad y la protección en el mar, promover el crecimiento y los puestos de trabajo sostenibles del sector marítimo, y preservar los ecosistemas y la biodiversidad.

La propuesta es fruto de años de diálogo entre los diez países de la región del Mediterráneo occidental. Por parte de la UE participan Francia, Italia, Portugal, España y Malta, mientras que los socios del sur serán Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos y Túnez. La acción da seguimiento a la Declaración ministerial sobre la economía azul, respaldada por la Unión por el Mediterráneo (UPM), el 17 de noviembre de 2015 y busca, en concreto lograr un espacio marítimo más seguro y más protegido; una economía azul inteligente y resistente; y desarrollar una mejor gobernanza del mar.

Prioridades y retos

De esta manera, en el ámbito de la seguridad se fomentará cooperación entre las guardias costeras nacionales y las respuestas a los accidentes y los vertidos de petróleo, mientras que las acciones específicas se centrarán en la modernización de las infraestructuras de control del tráfico, el intercambio de datos y el desarrollo de capacidades. En materia de economía azul, las prioridades incluyen los nuevos instrumentos de obtención de datos, la biotecnología y el turismo costero. Mientras que, en cuanto a gobernanza, se prioriza la ordenación del espacio, el conocimiento del medio marino, la conservación de los hábitats y la pesca sostenible.

La financiación para la iniciativa provendrá de fondos e instrumentos financieros existentes a escala internacional, de la UE, nacional y regional, que estarán coordinados y serán complementarios. Se trata de crear un efecto multiplicador y atraer financiación procedente de otros inversores públicos y privados. La iniciativa se anuncia pocas semanas después de la firma de la Declaración de Malta, que fija un ahoja de ruta de diez años para devolver a la sostenibilidad a las poblaciones del Mediterráneo.

ip en Twitter