En portada
El Plan Plurianual aprobado hoy fija limitar el esfuerzo un 10 % por año durante los tres primeros ejercicios

El Comité de Pesca veta el arrastre en el Mediterráneo en los 100 metros, y tres meses al año

IP - 10 de enero de 2019

17 votos a favor, 5 en contra y una abstención. Con este resultado el Comité de Pesca del parlamento Europeo ha dado luz verde al borrador de propuesta el reglamento que establecerá un plan plurianual de tres años para las pesquerías demersales del Mediterráneo occidental. El plan, siguiendo los objetivos de la PPC a través de este tipo de instrumentos, se aplicarían a las pesquerías comerciales y recreativas, así como a los peces capturados de manera accidental. las especies afectadas por el plan son la merluza, el salmonete, camarón de aguas profundas, langosta, camarón azul y rojo y camarón rojo gigante. El borrador del plan cubre las aguas del Mediterráneo occidental a lo largo del norte del Mar de Alborán, el Golfo de León y el Mar Tirreno, incluidas las Islas Baleares, Córcega y Cerdeña. Según los datos de 2015, la flota pesquera en cuestión era de casi 10 900 embarcaciones de Italia (50%), España (39%) y Francia (11%).

Según lo aprobado por los miembros del Comité de Pesca, durante el primer año de implementación del plan, el esfuerzo pesquero máximo permitido debería reducirse en un 10 % en comparación con los días de pesca permitidos entre 2012 y 2017. Este objetivo se mantendrá para los dos siguientes años, sumando un 30 % al final del periodo. En el caso de que el asesoramiento científico demuestre que las poblaciones están en riesgo, se deberían tomar medidas adicionales, sin descartar el cierre de la pesquería “siempre que los pescadores afectados reciban una compensación justa”. El Comité de Pesca ha dicho “no” a la introducción de un sistema eventual de TAC. En cuanto a una de las medidas más polémicas, finalmente se ha mantenido tal y como estaba en la propuesta la prohibición del uso de redes de arrastre dentro de los 100 m de profundidad entre el 1 de mayo y el 31 de julio de cada año, con excepciones en función de las características de la costa y las flotas. La prohibición podría ampliarse si fuera necesario de acuerdo con el mejor asesoramiento científico disponible, destaca el PE.

COGESTiÓN Y DESCARTES

El plan establece un marco de gestión trienal; abre la puerta a la implantación de nuevos regímenes de pesca de cogestión entre los Estados miembros, las pesquerías locales y otras partes interesadas; facilitar la implementación de la obligación de desembarque; y según el PE limita la pesca recreativa cuando su impacto en la mortalidad por pesca es demasiado grande. La próxima semana el Pleno del Parlamento debatirá el texto. En el caso de que se apruebe en sesión plenaria, comenzará el debate con los Ministros. La ponente del texto sometido a votación fue la española Clara Aguilera (Partido Socialista), quien ha recordado que su objetivo es lograr un acuerdo con el Consejo antes de que acabe la legislatura.