En portada
PiraterĂ­a

LA OIT quiere blindar los salarios de los tripulantes en caso de secuestro

IP - 16 de mayo de 2018

Foto: EunavforEl Comité Tripartito Especial de la OIT ha dado luz verde al a las enmiendas del Convenio sobre el trabajo marítimo de 2006 que buscan reforzar una serie de garantías laborales para los tripulantes. En concreto, las nuevas medidas estipulan que la gente de mar seguirá siendo remunerada en caso de que sea sometida a un cautiverio como consecuencia de la piratería o el robo a mano armada contra los buques. Las enmiendas se someterán a la aprobación en la Conferencia Internacional del Trabajo del 28 de mayo al 8 de junio de 2018.

"El tripartismo y el diálogo social desempeñaron un papel clave en el proceso de adopción de las enmiendas", dijo Corinne Vargha, directora del Departamento Internacional del Trabajo de la OIT. "Estas enmiendas cubren necesidades concretas de la gente de mar que hasta ahora no habían sido abordadas por la Convención", agregó.

La presidenta de la World Maritime University -organismo dependiente de la IMO- Cleopatra Doumbia-Henry, ex funcionaria de la OIT, también acogió con satisfacción las enmiendas ya que “tienen una importancia importante en términos de la seguridad jurídica que brindan y también la protección que brindan a la gente de mar y a sus familias cuando se enfrentan a estos crímenes", dijo.

En concreto, la enmienda establece que “cuando un marino es mantenido cautivo dentro o fuera del buque como consecuencia de actos de piratería o robo a mano armada contra buques, salarios y otros derechos en virtud del acuerdo de empleo de la gente de mar, el convenio colectivo relevante o las leyes nacionales aplicables, continuarán siendo pagados”.

El MLC, convenio marítimo de 2006, ha sido ratificado por 86 países que cubren alrededor del 90 por ciento de la flota mundial.

MÁS SEGURIDAD EN EL MEDITERRÁNEO

Por otra parte, el Consejo de la UE ha adoptado la autorización de la creación de una célula de información en el marco de la operación Eunavfor Med Sophia. La célula estará compuesta por un máximo de diez personas procedentes de los servicios policiales competentes de los Estados miembros y de las agencias de la UE Frontex y Europol, con el fin de mejorar el intercambio de información entre ellos.

La célula estará encargada de facilitar la recepción, recopilación y transmisión de información sobre la trata y el tráfico de seres humanos, la aplicación del embargo de armas de las Naciones Unidas sobre Libia, el tráfico ilegal, así como sobre los delitos relacionados con la seguridad de la propia operación.

La operación Eunavfor Med Sophia es la operación naval puesta en marcha para desarticular el modelo de negocio de los traficantes de migrantes y tratantes de personas en el Mediterráneo central meridional. Desde el principio de su fase activa, en octubre de 2015, la operación “ha contribuido a la detención y entrega a las autoridades italianas de 143 presuntos traficantes y tratantes, y ha neutralizado 545 embarcaciones. Además, la operación ha ayudado a salvar 44 251 vidas”, ha indicado la UE.