En portada

Cefaparques avanza en el análisis de los hábitats de los cefalópodos de Cíes

ip - 8 de julio de 2013

Hembra de pulpo en plena puesta. Imagen: Cefaparques. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) continúa muestreando, en el marco del proyecto Cefaparques, los fondos marinos de las Islas Cíes con el objetivo de identificar y caracterizar los hábitats de preferencia para la puesta de huevos y alevinaje de pulpo, sepia y calamar. Es la primera vez que se desarrolla una investigación con tales objetivos. Con esta información se elaborará un plan de contingencia para su protección y conservación. Los trabajos de muestreo empezaron en abril de 2012. Desde entonces un equipo de científicos y técnicos del Grupo Ecobiomar, con la colaboración de miembros de otros grupos del IIM, realiza periódicamente censos visuales en las Islas Cíes, en Pontevedra.

 

La última serie de inmersiones se realizó a finales de junio se ha realizado, donde se analizaron los fondos arenosos que se extienden frente a la playa de Rodas, en el archipiélago gallego.

 

“Hemos constatado, por medio de censos visuales con escafandra autónoma, que los fondos de Rodas presentan una elevada concentración de guaridas verticales con paredes de conchas de bivalvos excavadas por los pulpos en la arena”, explica Manuel E. Garci. El equipo ha recogido de las guaridas muestras de dichas conchas y las estudia a fin de conocer cuáles proceden de la propia dieta de los pulpos y cuáles son transportadas hasta allí por ellos”.

 

En estas inmersiones se han realizado muestreos de control de abundancia y tipo de distribución en profundidades comprendidas entre 5 y 15 metros y se han grabado las guaridas con cámara de vídeo. Cuando concluyan los trabajos este material será utilizado en la realización de un documental. Además de en Rodas, y a solicitud del Parque, el equipo ha llevado a cabo un muestreo dentro de “O Lago dos Nenos”, barrera que une de forma natural las Islas de Faro y Monteagudo. Los científicos se han mostrado sorprendidos por la alta presencia de peces planos en sus fondos arenosos.

 

Estos muestreos en la playa de Rodas han servido a los científicos para constatar que los juveniles de pulpo, supervivientes de su desplazamiento a aguas profundas después de haber nacido en el interior de la Ría, se asientan en zonas preferentemente arenosas donde pueden excavar sus guaridas. “La elección de este sustrato, además de su naturaleza, se debe a la abundancia permanente de alimento, que preferentemente está constituido por moluscos bivalvos de diferentes especies”, señala Ángel Guerra, otro de los componentes del equipo.

 

En los próximos meses continuarán los muestreos rutinarios diurnos y se proyectan tres censos visuales nocturnos con el objetivo de localizar calamares realizando sus puestas. Por otra parte, se analizará el material recogido en las guaridas de los pulpos para conocer si el comportamiento alimenticio conlleva una perforación de las conchas de los bivalvos mediante la rádula que estos animales poseen en su boca, tal y como sucede en otras áreas geográficas como, por ejemplo, en el pulpo de los Changos en el norte de Chile.

 

El proyecto “Identificación y caracterización de hábitats de preferencia para la puesta y el alevinaje de cefalópodos de interés comercial (Cefaparques)” está financiado por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y finalizará el próximo año.